Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

"Cambiamos el criterio por la decisión del Concello"

El presidente se muestra conforme con el acuerdo que mantiene con el regidor de Vigo, Abel Caballero, a falta de garantía jurídica

El presidente y máximo accionista del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, reconoce avances en las negociaciones con el ayuntamiento de la ciudad para cerrar la concesión del estadio municipal de Balaídos, aunque también insiste en la necesidad de tener "garantías jurídicas" de que se cumplirá lo firmado.

"Cuando tengamos esa garantía jurídica, luego tendremos que tener la del control del obra, que nosotros podamos saber lo que se va a hacer y que no pueda haber modificaciones sin autorización del Celta", apunta el dirigente celeste.


A falta de la garantía jurídica, Abel Caballero se comprometió a la habilitación de un aparcamiento, una parte comercial y la recogida de aguas

El pasado mes de abril, Carlos Mouriño anunció la decisión "irreversible" de construir un estadio y una ciudad deportiva fuera de Vigo por la negativa del ayuntamiento a venderle Balaídos, ya que entonces no veía como una posibilidad la concesión planteada por el regidor Abel Caballero.

"Es que después de decir que nos íbamos ahora resulta que sí nos dan el aparcamiento, una parte de comercial y la recogida de aguas para que no se inunde. O sea, lo que habíamos pedido años atrás y que se negaba sistemáticamente, de buenas a primeras nos dicen que sí", explica el presidente celeste.

"Es un cambio radical que merece la pena estudiar si nos quedamos en la concesión. Pero no decimos que no nos vayamos si no cuaja. Seguimos con nuestra idea clara. Hemos cambiado el criterio por el enorme bandazo que se dio desde el Ayuntamiento, pero hay que plasmarlo en documentos, en algo claro y conciso. Y que jurídicamente se pueda cumplir", añade.

El último desencuentro entre el Celta y el ayuntamiento se produjo hace unas semanas por la decisión de la alcaldía de cerrar la grada de Río de Balaídos durante el partido contra el Atlético de Madrid por "falta de seguridad", lo que motivó que alrededor de 7.000 abonados del club no pudieran asistir al choque.

"Cambiamos el criterio por la decisión del Concello"
Comentarios