Viernes. 24.11.2017 |
El tiempo
Viernes. 24.11.2017
El tiempo

Mendelsshon y Beethoven sedujeron en el Festiulloa

El certamen de música clásica, que finalmente tuvo que celebrarse en la casa de la cultura y no en el castillo de Pambre, consiguió el lleno de público, que agradeció el recital puesto en pie

EL CASTILLO de Pambre tendrá que esperar a la siguiente edición del Festiulloa para acoger alguno de sus conciertos. Los curiosos se vieron obligados a dar la vuelta y dirigirse a la casa da cultura de Palas de Rei, ya que el viento impidió que la fortificación medieval acogiese la actuación.

"Somos del más allá, somos de Antas de Ulla" dijo Rudi Esteban, organizador del Festiulloa, antes de que el auditorio se echase a reír. El organizador se disculpó por el cambio de localización. "El programa hubiese sido impresionante en el castillo", explicó Esteban que recuperó el optimismo."La música es música, da igual dónde se haga", explicó el violinista.

No quedaba ni un solo asiento en el Auditorio. Algunos se dieron la vuelta al ver que era imposible encontrar un lugar en el que sentarse y otros muchos decidieron acercarse al escenario y sentarse en el suelo junto con los más pequeños, el resto se quedaron de pie en los dos pasillos.

El organizador presentó la primera parte del concierto, una pieza para octeto de cuerda que Mendelsshon escribió con 16 años en un desafio a la estela de Beethoven.

Los músicos entraron en la sala con el violín solista a la cabeza. El público aplaudió sin parar antes que comenzó el concierto. Durante cuarenta minutos nadie apartó la mirada de los ocho artistas. En cuanto terminó el último movimiento gente de todas las edades se puso en pie. Quedaba mucha energía para más concierto, hay energía para otro Festiulloa.

El festival celebra este año su décimo aniversario con conciertos que se expanden por toda la comarca de la Ulloa. Festiulloa se despide por la mañana con la interpretación de la misa 'O magnum mysterium' en la iglesia de Monterroso, a las 12.45 horas.

Mendelsshon y Beethoven sedujeron en el Festiulloa