Martes. 21.11.2017 |
El tiempo
Martes. 21.11.2017
El tiempo

"Me decido a poner el velo y a bañarme con burkini sobre todo por respeto a mí misma"

Una musulmana en una piscina
Una musulmana en una piscina
Quiere salvaguardar su identidad. Por esa razón, sus iniciales podrían ser J.K., aunque realmente no lo son. Ella, lucense de nacimiento y bautizada como católica, fue una de las dos jóvenes musulmanas a las que les fue denegado el acceso a las piscinas de A Magdalena, en Vilalba, por querer bañarse con velo y una malla y camiseta larga a modo de burkini.

¿Qué fue lo que la llevó al islam?
Me convertí porque, navegando por internet, vi cosas que me hicieron reflexionar y me decidí hace menos de un año. Antes, era católica. Fui bautizada e hice la primera comunión, pero no era practicante.

¿Desde entonces lleva velo?
Sí, por supuesto. Me decido a poner el velo y a bañarme con burkini por respeto a mí misma. En Vilalba, llevaba unas mallas de neopreno, una camiseta larga y un velo que era como un gorro de natación.

¿Pero era un burkini?
Un burkini como tal, no. Aquí, en Lugo no hay donde comprar un burkini y pedirlo por internet sale caro, cuesta unos 50 euros, más los gastos de envío. Pero la ropa que llevábamos venía a ser lo mismo. Me pareció fatal, horrible, que no nos dejasen pasar. ¿Por qué me tengo que desnudar y mostrar mi cuerpo si no quiero? Es un respeto hacia mí misma. Si una chica está en toples, ¿la obliga alguien a taparse? Yo llevaba el pelo recogido, las demás lo llevaban suelto e iban dejando pelos por la piscina adelante. También había usuarias de etnia gitana que llevaban vestidos y nadie les dijo nada.

¿Qué hicieron después?
Mi amiga y yo nos bañamos en el río, que está al lado, vestidas con mallas, camiseta y velo. La gente miraba raro pero no decía nada.

¿Hace un año se ponía el biquini?
Antes sí. Es más, mi familia entera va a playas nudistas. Pero creo que se debe respetar a los demás. Si alguien lleva velo porque lo dice su religión, ¿por qué tengo que cambiarla yo? No soy quien para meterme en la vida de nadie. Si llego a ver algo así antes de ser musulmana, me saldría de la piscina porque creo que no hay derecho cuando, encima, la piscina es de pago y el cliente siempre tiene la razón.

¿Cuándo comenzó a usar velo?
Lo puse antes de convertirme. Hice el Ramadán y no quería estar con el pelo descubierto. El penúltimo día fui a la mezquita y recé pero me dijeron que no me valía de nada porque no era musulmana. Allí mismo dije que creía en Alá y en el profeta. El imán me hizo decir unas cosas y, a partir de ahí, me convertí. No me costó tanto ponerme el hiyab. Estoy a gusto conmigo misma. Lo de la piscina, en cambio, me ofendió.

¿Nota que la tratan de otra manera desde que usa velo?
Sí, te miran raro, mal. Te preguntan si estás loca, quién te está obligando... Desde el atentado de Barcelona, es peor todavía. Nos tratan a todos los musulmanes como terroristas que solo saben matar. Por la calle, van las monjas tapadas y no les dicen nada y voy yo y me miran mal y me llaman "mora de mierda". ¡Si soy más española que ellos! Lo que pasa es que aquí, en España, no quieren que la gente siga esta religión porque no conviene. Cambiarían muchas cosas con el islam.

"Me decido a poner el velo y a bañarme con burkini sobre todo por...