Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Más que un partido

El entrenador del Breogán, Natxo Lezkano, habla con Christian Díaz
El entrenador del Breogán, Natxo Lezkano, habla con Christian Díaz
Lezkano dice que la victoria en Melilla tendría "más valor" porque no suma un rival directo y reitera que el adversario es "uno de los favoritos"

El Cafés Candelas Breogán intentará mantener su condición de único invicto de la LEB Oro después del encuentro que disputará este viernes, 21.00 horas, en el Polideportivo Javier Imbroda de Melilla. El equipo lucense buscará su objetivo en una cancha en donde esta temporada ya han caído equipos como el Manresa o Palencia y ante un rival, el Melilla Baloncesto, que es otro de los favoritos.

Para el técnico del Breogán, Natxo Lezkano, no es un partido cualquiera, "jugar en esa pista es especialmente difícil y una victoria tendría algo más de valor que la de otros partidos porque nos permitiría sumar y que no lo hiciera un rival directo". Y es que para el entrenador vasco no hay dudas sobre el potencial del próximo rival de su equipo. "Es uno de los grandes de la liga. Estos últimos años han hecho muy buenos equipos con jugadores de calidad y siempre con experiencia en la liga. Este año confeccionaron una plantilla con mucha calidad en todos los puestos. Sin duda es uno de los favoritos", comentó el técnico.

El conjunto norteafricano perdió su primer encuentro de la temporada en la pasada jornada, en la cancha del Huesca (80-70). Lezkano no duda de que ese resultado hará que los de Alejandro Alcoba "salgan con muy buena mentalidad, el partido también será importante para ellos. Espero para mañana al mejor Melilla posible".

Y es que cuando habla del Melilla, al entrenador del Breogán le cuesta dejar de resaltar a alguno de sus jugadores, "tienen dos bases de calidad y sobre todo uno, Dani Rodríguez, domina el bloqueo directo y el uno contra uno. Estos últimos años fue uno de los dominadores de la liga. Tiene pívots muy físicos, Fran Guerra es el mejor de liga en el poste bajo y en el puesto de cuatro tienen a jugadores también muy físicos y que pueden tirar de tres puntos. En el perímetro todos tiran. Lo que generen los bases y los pívots les va a dar mucho tiro exterior y si están acertados se pueden ir a muchos puntos".

Ante esta amenaza en el tiro exterior Natxo Lezkano explicó que su equipo se verá obligado a "ajustar muy bien en defensa porque ante jugadores de ese nivel hay que hacer más ayudas de las habituales. Creo que Melilla ha hecho bien el equipo porque castiga mucho las ayudas de la defensa rival. Crean muchas dificultades y habrá que hacer ajustes muy concretos, y bien hechos, para poder ganar".

Si se busca un punto debil del Melilla quizá habría que buscarlo en su irregular intensidad defensiva, una deficiencia que, de todas formas, suelen mitigar como locales. Para Lezkano las diferencias en el encuentro de mañana pueden partir de "la defensa y también del ritmo del partido".

De su equipo y a pesar de los cuatro triunfos en otros tantos partidos, el técnico considera que aún les falta "por mejorar en todos los aspectos. Es pronto para decir que nuestra defensa es sólida, pero los jugadores le están poniendo muchas ganas".

Más que un partido
Comentarios