viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

A Mariña es una de las zonas de Galicia con mejores cualidades para el sector

Participantes en el foro de debate de El Progreso, en la Casa da Cultura de San Cibrao (Foto: José Mª Álvez)
Participantes en el foro de debate de El Progreso, en la Casa da Cultura de San Cibrao (Foto: José Mª Álvez)

La comarca de A Mariña es la zona de Galicia que mejores cualidades ofrece para la acuicultura, ya que cuenta con suficiente terreno en cota baja y la temperatura del agua del mar es algunos grados más elevada, ventajas a las que se unen otras como el coste energético que permitiría una mayor rentabilidad lo que la convierte en ideal para la instalación de plantas.

Así lo reconoció el secretario xeral do Mar, Juan Maneiro, en el foro de debate organizado por El Progreso, en el que compartió espacio con el jefe de biología marina del Aquiarium Finisterrae, Antonio Pérez; el abogado y vicepresidente de la Federación Europea de Productores de Acuicultura, Fernando Otero y la concejala de Medio Ambiente, Turismo y Sanidad de Cervo, Begoña Alonso. El delegado de El Progreso en A Mariña, Pablo Yáñez, y el responsable comercial, José Manuel González, también estuvieron presentes en el acto, con el que se pretende dar una visión de la situación presente, pero sobre todo futura, de la acuicultura en la comarca, en vísperas de la aprobación de un nuevo plan por parte de la Xunta, que regulará el sector.

El proyecto, integrado dentro de la Estratexia Galega de Acuicultura (Esga) verá la luz a finales de año, aunque ya se ha aprobado en su fase inicial con la habilitación de las zonas de menor protección ambiental «y ya hay consultas para establecer alguna planta en la comarca de peces planos», avanzó el responsable del Gobierno gallego.

La principal diferencia con los anteriores planes, aprobados en 2005 y 2008, es que en lugar de definir parcelas fijas en las que se podía desarrollar la acuicultura ahora será el promotor el que seleccione la zona en función de la catalogación ambiental, pues la Xunta podrá a disposición todo el territorio y las características para establecer las plantas.

Con ello, lo que se busca sobre todo es una «máxima seguridad jurídica» que hará que los inversores no se retraigan, «pues no es de recibo que incluso se puedan paralizar plantas ya autorizadas», como sucedió en el caso de Rinlo o Touriñán, aunque no los citó expresamente.

Perfecta integración

El resto de los ponentes defendieron las bondades de A Mariña como foco acuícola. «Es un buen ejemplo de la perfecta integración de las plantas con la comarca en que se asientan», aseveró Fernando Otero, quien alabó el altísimo nivel tecnológico y la cualificación de las plantillas que trabajan en las plantas de la zona, donde funcionan tres de engorde de rodaballo: Insuiña, en Xove, la más grande Galicia, y Acuidoro y Alrogal, en Cervo. A ellas se suman otras tres de truchas, sitas en Fazouro (Foz), Xerdiz (Ourol) y A Pontenova.

También el biólogo Antonio Pérez destacó las buenas cualidades técnicas de la zona, convencido de que la piscicultura «es el camino de la reestructuración de la acuicultura gallega, pues si le quitamos el tema de las bateas es residual». Aplaudió los pasos dados por la Xunta para la aprobación del nuevo plan sectorial, pues además de un nuevo marco jurídico supone «que la tramitación no sea una carrera de obstáculos» gracias a la ventanilla única. Una propuesta que abre un «nuevo contexto» en el que reclama que también tengan cabida una «financiación sensata» y la posibilidad de apertura de proyectos pilotos, porque «lo que fracasó hace veinte años puede funcionar ahora, porque las cosas cambiaron. Creencias antiguas más datos nuevos es igual a creencias nuevas y mejoradas», sentenció.

Para el técnico abrir la posibilidad de que se instalen plantas en todas la Costa es positivo, pues «aunque toda ella es susceptible de que se instalen plantas no significa que se vayan a poner en todos los lados, pues la última palabra la tiene la Xunta en base a medidas correctoras, plan de vigilancia y declaración ambiental», requisitos a los que el técnico agrega la posibilidad de fijar un canon para cubrir el desmantelamiento en caso de un cese de la producción.

Con el plan sectorial se levantará la veda de poder instalar nuevas plantas acuícolas, pues hace más de una década que no se crea una en Galicia, recordó el responsable de Mar, quien señaló además que el modelo por el que apuesta la Administración gallega es el de combinar grandes plantas con otras de pequeños propietarios. «No son incompatibles ni deben serlo y Galicia necesita de los dos modelos», aseveró Maneiro.

Otra cuestión es si el modelo de pequeño propietario resulta rentable, pues según los productores por debajo de las 1.500 a 1.800 toneladas anuales de rodaballo no sería rentable económicamente, aunque sí podría serlo para otros cultivos emergentes.

40% del consumo

El pescado es uno de los principales alimentos de la humanidad y forma parte de la dieta de la mayoría de países. En total, y según datos de la Fao, se estima que en el mundo se consumen alrededor de 145 millones de toneladas de pescado, de los que 90 proceden de la pesca y el resto de la acuicultura, que ya representa el cuarenta por ciento de lo que se consume.

Una cantidad que va en continuo crecimiento, pues se estima entre un seis y un ocho por ciento el aumento anual que experimenta la acuicultura. En alguna especies, como es el caso de las truchas, ya está muy encima lo que se consume de piscifactoría con lo que se pesca, en concreto «de cada trucha pescada en río que se consume, se venden 3,5 de piscifactoría», recuerda el vicepresidente de la Federación Europea de Productores de Acuicultura.

Para otras personas, por ejemplo, la acuicultura ha sido, es y será la única forma de acceder a algunas especies, como el rodaballo, pues «de otra manera sería imposible, ya que la pesca es muy escasa», recordó el secretario xeral de Mar, Juan Maneiro.

Complemento a la pesca

España es el segundo país del mundo en consumo de pescado, por detrás de Japón. Ello, unido a las posibilidades de la acuicultura, hacen que las administraciones, especialmente la gallega, apuesten decididamente por un sector que, afirma, no entra en contradicción con la pesca extractiva, sino que es un complemento. «Las dos son compatibles y necesarias y en A Mariña tenemos el mejor ejemplo», aseveró Juan Maneiro.

«Lo primero que tenemos que ver es qué especies se están produciendo en Galicia o cuáles somos capaces de producir, que básicamente son el rodaballo y el lenguado, e insto a cualquiera que vea las cifras de desembarco de estas dos especies y que digan cómo se puede suministrar la cantidad que se está demandando sin recurrir a la acuicultura», aseveran fuentes de la Xunta, desde donde afirman tajantes que «la acuicultura no quita cuota de mercado en estas especies y, además de ser de un alto valor comercial, no entran en contradicción con la pesca, pues una persona o un restaurante que demanda rodaballo o lenguado, no va a comprar chicharros».

Una explicación sencilla, pero tajante, con al que la Xunta quiere dejar claro la importancia comercial de la acuicultura, que afecta también a otros sectores, pues «si desde Burela o Celeiro se puede suministrar todas las especies que demanda un comprador se está cerrando el ciclo y creándose una imagen de comprador eficiente y mejorando la estructura comercial de A Mariña», recuerdan.

POSIBILIDADEs
Gran potencial de desarrollo en mar abierto

El plan acuícola busca fijar otros criterios para el desarrollo de nuevas actividades, como es el caso del cultivo en mar abierto, llamado ‘off shore’, un modelo que tiene un potencial «muy grande», según Juan Maneiro, aunque no exento de dificultades, «porque nuestro mar no es un mar tranquilo». A pesar de ello, a «medio plazo» ofrece posibilidades, por lo que ya diseñan su planificación.

Continental

La otra parte de la acuicultura que afecta a la comarca son las piscifactorías de agua dulce, de las que existen varias en la provincia, dedicadas básicamente al cultivo de truchas. Otros pescados y la posibilidad de trabajo que ofrecen en zonas rurales son algunas de las ventajas que ofrecen. Las bateas, de que no hay ninguna en Lugo, es la otra vertiente.

168 millones de euros

Es lo que se factura anualmente en Galicia, tanto en peces como en bivalvos, con el mejillón y el rodaballo como principales cultivos.

_______________________________________________________________

Juan Maneiro / Secretario Xeral de Mar 

«La acuicultura es nuestra apuesta, porque Galicia no puede perder este tren»

Decidida es la apuesta de la Consellería de Mar por el desarrollo de la acuicultura, «porque Galicia no puede perder ese tren», asevera explícito el secretario xeral de Mar, Juan Maneiro.

El responsable de la Xunta advierte de la necesidad de contar con un marco que regule este sector, en el que ya están trabajando y que dará como resultado la aprobación del nuevo plan acuícola a finales de año. Con ello, buscan captar a los empresarios, pero también nuevas posibilidades de producción, que van desde especies emergentes al desarrollo de nuevas fórmulas, complementarias a la acuicultura litoral de peces en tierra y a la continental de agua dulce.

Competidores

«La acuicultura que no hagamos nosotros la van a hacer otros por nosotros», aseveró el responsable de la Consellería de Mar, quien recordó que nuestros principales competidores están dentro de Europa, con países donde la acuicultura es un terreno fuerte, como Francia, Noruega y Escocia.

Países que son también potencias pesqueras, como es el caso de Noruega incluso a nivel mundial, lo que redunda en su idea de que «el espacio que gana la acuicultura no lo pierde la pesca extractiva».

Desde el Gobierno gallego están convencidos de que «Galicia puede competir de tú a tú con cualquier país de Europa» y abogan incluso por la apertura de nuevos mercados, como los países del Este o el Norte de África, que puede ofrecer nuevas posibilidades de negocio. Aunque también apuestan por abastecer al mercado nacional, ya que cuentan con el valor añadido de la «frescura», y no descartan campañas para cambiar la negativa percepción del consumidor.

_______________________________________________________________

Antonio Pérez / Biólogo del acuario coruñés 

«No tiene mucho sentido comprar panga fuera y no producir nosotros»

«La acuicultura a nivel mundial va a funcionar, con o sin nosotros», explicó el jefe de biología marina del Aquarium Finisterrae, Antonio Pérez. El centro, que lo es también de investigación, ha sido capaz de producir primeras generaciones de sanmartiños y meros y no son las únicas que se pueden crear, pues el abanico es grande.

Defensor de este tipo de cultivos, recordó que la Unión Europea importa tres peces más pescado del que consumimos, así que «si la acuicultura la hacemos nosotros, por una parte damos empleo y, por otra, garantizamos en seguridad alimentaria y sanitaria».

Ventajas a las que suma el hecho de que «todos los obstáculos que se ponen a la acuicultura son fácilmente salvables», dijo.

Decisión

«Solo quedan dos opciones: o producimos nosotros o compramos fuera», sintetiza, para aseverar que «no tiene ningún sentido que compremos panga, que no sabemos como se produce, y no producir nosotros», aseveró el técnico quien considera que «la apuesta debe ser decidida», por lo que apoya el nuevo reglamento de la Xunta, pues «desde el sector no moveríamos un dedo si supiéramos que estábamos haciendo daño a Galicia».

Pérez recordó que para el ganado vacuno se necesitan 8,7 kilos de pienso para producir uno de carne, una cantidad que se rebaja a 5,9 en el caso del cerdo; a 1,9 en el pollo y a 1,2 en el salmón. «El factor de conversión en alimento es muy superior en la piscicultura, pero si se crea una granja de pollos nadie dice nada, igual que las bateas; si no hubiera ninguna, ahora no se creaban y, sin embargo, ahora son más gallegas que la gaita», aseveró.

_______________________________________________________________

Fernando Otero / Gerente de los productores gallegos 

«Galicia tiene enormes posibilidades y sería absurdo no desarrollarlas»

El vicepresidente de la Federación Europea de Productores de Acuicultura destaca las «enormes posibilidades» de Galicia en el tema de la acuicultura y la importancia de seguir creciendo en ese campo, pues «sería absurdo no desarrollarla», recordó.

Para el representante de los productores las críticas que recibe el sector no están justificadas, pues «la acuicultura no es un problema, sino que el verdadero problema son las importaciones de países extracomunitarios. «El 70% del producto pesquero que se consume en Europa proviene de países extracomunitarios; es decir, pescado o criado fuera de la UE», aseveró, al tiempo que reclama de las administraciones «que se controle como se produce el producto que viene de fuera, no solo las condiciones en que llega el producto final, porque se puede importar producto de Asia, pero a ningún país europeo se le permite trabajar en las condiciones en que allí se hace».

Proveedor

El abogado recordó que el consumo de pescado, tanto a nivel local como global, crece de manera exponencial. «En 2050 habrá en el mundo 9,1 millones de habitantes, para los que la única forma de alimentarse será con pescado, pues para criar ganado hace falta mucha agua», aseveró, añadiendo que «la única forma de proveer ese pescado es con la acuicultura, porque los mares tienen un límite», agregó.

El responsable de los productores recordó el «déficit comercial» que viene sufriendo los puertos pesqueros españoles, «que pasaron en 1967 de ganar 1,1 millones de euros a perder 2,4 en 2010», manifestó.

A Mariña es una de las zonas de Galicia con mejores cualidades para...
Comentarios