sábado. 16.10.2021 |
El tiempo
sábado. 16.10.2021
El tiempo

Lugo esquiva los despidos

Un operario trabaja en un taller lucense (Foto: AEP)
Un operario trabaja en un taller lucense (Foto: AEP)

Aunque el barco de la automoción ha comenzado a hundirse, sus tripulantes lograron evitar en 2008 un naufragio masivo en forma de desempleo. Al menos en la provincia de Lugo, donde los concesionarios fueron capaces de capear el temporal de la crisis y mantener su plantilla prácticamente intacta.

Para José Luis Sánchez, encargado de Gestoso —concesionario de la marca Renault—, mantener en activo a los trabajadores ha supuesto todo un reto, «aunque al final no nos vimos obligados a despedir a nadie», comenta.

Del mismo modo, Ramón González Barcia, gerente de Sistral Auto (Honda), explica que su empresa superó en 2008 la prueba del desempleo, «y en cualquier caso», añade, «intentaremos seguir manteniendo al personal en
la medida de lo posible».

Este balance, al que se suman la mayoría de los concesionarios de Lugo, no asegura sin embargo que el fantasma del desempleo pase de largo por el sector durante 2009. De hecho, algunas empresas ya se vieron obligadas a realizar pequeños ajustes de personal, como es el caso de Indalu S.A., concesionario oficial de Citroën. «La  situación que vivió el sector en 2008», explica el gerente de la empresa, Emilio  Vázquez, «nos obligó a despedir a un comercial, aunque el resto de la plantilla se mantuvo».

Por su parte, desde el sindicato CC.OO. matizan que, «aunque no hubo despidos, muchos contratos no se renovaron, por lo que la crisis del sector automovilístico sí afectó al personal», dicen.

Expedientes
Por otra parte, los datos de la Consellería de Traballo reflejan que Lugo quedó excluida de la tabla de  expedientes de regulación de empleo en el sector de la automoción registrados en Galicia. De este modo, mientras que Lugo figura en las estadísticas anuales con cero expedientes aceptados —a fecha de 29 de diciembre
de 2008—, A Coruña ocupa el segundo lugar empezando por la cola, con diez expedientes, seguida de Ourense, con  un total de 86.

Encabezando la lista, y a una distancia más que considerable, se sitúa Pontevedra, donde fueron aceptados 2.465 expedientes de regulación de empleo de los 2.923 que se solicitaron. Según explican desde la Consellería
de Traballo, estos expedientes afectaron en la comunidad a 2.561 trabajadores, una cifra que no coincide con el número de desempleados, «xa que moitos casos foron suspensións temporais que remataron cos traballadores incorporados de novo ao seu posto de traballo», aclaran.

Medidas
Ante esta situación, el departamento autonómico puso en marcha en diciembre de 2008 una línea extraordinaria de ayudas para la puesta en marcha de planes de formación en el sector de la automoción, que tenían como objetivo  paliar los efectos de la crisis. Poco después, a finales de año, casi noventa empresas se habían beneficiado ya de esta iniciativa —todas ellas ubicadas en Pontevedra— a la que el ejecutivo gallego destinó ya más de 6.640.000 euros. Así, esta provincia cerró el año siendo la más golpeada por un temporal que dejó al sector lucense de la automoción tocado, pero no hundido.

Lugo esquiva los despidos
Comentarios