Lugo capta 4,1 millones de euros para mejorar la administración electrónica

El programa Lugo Smart hará más versátil la tarjeta ciudadana y mejorará la gestión del aparcamiento y de la recogida de basura
Oficinas administrativas del Concello
photo_camera Oficinas administrativas del Concello

El Ayuntamiento destinará parte de los 4,1 millones del programa Lugo Smart a mejorar la administración electrónica, un área en la que el Concello de Lugo lleva bastante retraso, a pesar de que en otoño entra en vigor la ley que obliga a prestar numerosos servicios de forma telemátiva. El Concello de Lugo ha sido uno de los seleccionados en la segunda convocatoria del plan de Ciudades Inteligentes, que promueve el Ministerio de Industria con la cofinanciación de fondos europeos Feder.

Además, con ese importe se incrementarán los usos de la tarjeta ciudadana y se impulsará la gestión inteligente del aparcamiento y de la recogida de residuos sólidos urbanos. Según informa el ministerio, también se mejorará la gestión de la eficiencia energética en edificios públicos, del alumbrado público tanto urbano como rural y de los contadores de agua.

Aunque la resolución se dio a conocer este lunes, ningún portavoz municipal se pronunció todavía acerca de la consecución de esos fondos ni explicó pormenorizadamente para qué se destinará en concreto. Así, la única información disponible es la proporcionada por el Ministerio de Industria, que repasó los 14 proyectos seleccionados en toda España.

DATOS ABIERTOS. Otra de las iniciativas que se llevará a cabo con fondos del programa Lugo Smart es la puesta en marcha de un proyecto de datos abiertos. Se trata de una tarea que cada vez más administraciones llevan a cabo, la de poner a disposición pública todos los datos que no tengan restricciones de propiedad, privacidad o seguridad. Presentar esos conjuntos de datos permite nuevas explotaciones comerciales o de investigación, cruzando unos con otros o añadiéndolos a bancos de datos ya existentes.

Por ejemplo, disponer de los diferentes datos de tráfico de una ciudad pueden utilizarse —como ha ocurrido en otros lugares— para crear una aplicación que permita predecir atascos o diseñar rutas menos concurridas.

SEGUNDA CONVOCATORIA. Esta es la segunda vez que Lugo concurre a esta iniciativa, ya que en la primera, en 2013, su proyecto no resultó seleccionado. El plan presentado entonces presenta muy pocas variaciones con respecto a lo que se conoce del actual.

En la actualidad, el Ayuntamiento tendrá que aportar un 40% de los 4,1 millones de euros del plan, mientras que en la convocatoria previa su aportación se limitaba al 20%.

Las ciudades de A Coruña y Santiago también han resultado seleccionadas por el ministerio dentro de la la II Convocatoria de Ciudades Inteligentes. Las dos ciudades coruñesas forman parte del proyecto Plataforma de Gobierno Abierta, Colaborativa e Interoperable, en el que también participan los ayuntamientos de Madrid y Zaragoza y que recibe con una aportación de dos millones de euros.

Comentarios