martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Los vecinos de Mariz se vuelcan con el matrimonio que perdió su casa

Unos vecinos limpian platos y otros elementos de una vajilla que se recuperó de los escombros. (Foto: Toño Parga)
Unos vecinos limpian platos y otros elementos de una vajilla que se recuperó de los escombros. (Foto: Toño Parga)

Los vecinos del matrimonio de la parroquia chantadina de Mariz que el domingo perdió su vivienda a causa de un incendio ayudaron durante toda la jornada de ayer a recuperar algunos enseres que no fueron pasto de las llamas. «Pouco se recuperou. Dende primeras horas da mañá estamos vaciando a casa. Por un lado, poñemos nun remolque dun tractor as cousas que non sirven e, por outro, as que aínda se poden aproveitar. Algúns documentos, unha vaixela e pouco máis», comentaba una vecina a mediodía en el patio de la vivienda.

La ayuda vecinal ante el siniestro se prolongó durante toda la jornada, pues el propietario del inmueble, Norberto Legaspi, de 82 años, cuida de su mujer, Blandina Blanco, de 76 años, en el hospital de Monforte, donde está ingresada desde hace unos días a consecuencia de una intervención debido a una hernia, según comentó su prima Josefa Blanco, uno de los familiares que ayer coordinaban el desalojo del inmueble.

«O home está con ela no hospital e aínda non lle comentou nada do incendio, porque está a espera de que veña unha das dúas fillas que teñen. Unha está en Andorra e outra en Barcelona. Esa é a que xa está de viaxe e supoñemos que os dous marcharán a vivir con ela», comentada Josefa Blanco, quien acogió a Norberto en su casa durante la pasada noche.

El propietario del inmueble pasó una de sus peores noches, según comentó su familiar porque «o perderon todo, pero hai que ter en conta que so se perderon cousas materiais, porque no primeiro momento pensamos que podería estar na casa».

Al igual, señaló una de las vecinas que se afanaban en retirar de los escombros algunos enseres. «Era a eso das seis da tarde cando saín da casa para despedir ó meu fillo que se ía a Santiago. Había moita néboa e vin fume. Primeiro pensei que sería nunha palleira pero despois dinme conta de que era na casa do Norberto. Fumos para alí pensando que podería estar na casa e os veciños comenzamos a actuar e xa o vimos. O Norberto, que durante todo o día estivera no hospital, non se acordaba de si deixara ou non encendida unha manta eléctrica. Din que ahí pudo empezar o lume». Fuera como fuese, los vecinos dicen estar dispuestos a facilitarles casa y toda la ayuda que precisen para continuar adelante.

Los bomberos pensaron en pedir refuerzos

Los bomberos también desconocían cómo se originó el fuego. «Acudimos a eso das 18.45 horas e o dono xa intentara afrontar as lapas. Cando chegamos, a vivenda estaba afectada e accedimos pola parte baixa facendo un burato na porta do patio porque estaba atrancada», comentó el sargento responsable del puesto, Vicente Simón. «A pesar de estar un total de nove axentes, máis o Grumir, a Policía Local e os veciños, pensamos en pedir reforzos do parque de Sarria, pero a eso das 20.30 horas xa tiñamos as lapas baixo control e a 01.00 horas o dimos por sofocado. Quedou un retén e as 05.00 horas voltamos para apuntalar».

Sin seguro

Familiares vecinos desconocen si la casa estaba asegurada, aunque suponen que no y que se marcharán a vivir a Barcelona. «Estiveron alí e teñen un piso no que vive unha das fillas. Irán para alí, aínda que tamén hai unha casa que se alquila no pobo», dijo un vecino. Recordó que «o home, natural de Pol, traballou de conserxe no ambulatorio de Chantada, porque ela é daiquí».

Los vecinos de Mariz se vuelcan con el matrimonio que perdió su casa
Comentarios