martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Los últimos pasos de O Piloto

Un momento del rodaje (Foto: Xosé Reigosa)
Un momento del rodaje (Foto: Xosé Reigosa)

El 10 de marzo de 1965 José Castro Veiga, O Piloto, uno de los últimos integrantes del Exército Guerrilleiro Galego que luchó contra el régimen de Franco, salió de una casa de O Saviñao con dirección a la presa de Belesar. Hizo una parada en un domicilio de A Bugalla y después siguió camino hacia el salto. Alguien lo vio y alertó de su presencia al cuartel de la Guardia Civil de Chantada, que mandó a varios efectivos a la zona. Un guardia lo abatió a tiros y por la espalda cuando estaba comiendo al pie de un regato.

En 2015 se cumplirán 50 años de la muerte de O Piloto y un siglo de su nacimiento, el periodista y escritor Afonso Eiré y el fotógrafo Xosé Reigosa preparan para esa fecha un documental sobre la vida de O Piloto. La pieza se hará con los testimonios de aquellas personas que entraron en contacto con uno de los últimos maquis de España, un escapado cuya vida ya se ha convertido en leyenda. Pero además, el trabajo incluirá una recreación precisamente del momento de su muerte. La escena se rodó en las últimas jornadas al pie de la presa de Belesar, en el punto exacto en el que cayó O Piloto. En la sesión participó un equipo integrado por ocho personas entre guionistas, técnicos y actores. Dos de esos actores recrearon a los guardias civiles y al protagonista, a O Piloto, le dio vida Ramón Rodríguez Porto, un chantadino que lleva años vinculado al mundo del teatro amateur.

EN DETALLE
Fidelidad en el escenario y el vestuario

La secuencia que se incluirá en el documental se grabó en los sitios exactos en los que se movió O Piloto en sus últimas horas. Esa fidelidad se extiendió también al vestuario que llevaba ese día, su chaqueta de corte habitual, una boina y un paraguas. En algunos testimonios se da cuenta de que Xosé Castro Veiga nunca se separaba de su paraguas, al parecer en él escondía el fusil con el que siempre se movía. Además, el día se su muerte en la otra mano llevaba un atado con pan y chorizo. Sobre los actores que encarnaron a los agentes de la Guardia Civil, uno de ellos perteneció al cuerpo de la Benemérita antes de jubilarse.

Consiga AQUÍ la información completa

Los últimos pasos de O Piloto
Comentarios