Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Los puestos irregulares de la plaza de abastos de Sarria saldrán a subasta por un período de 10 años

Un mercado celebrado en la plaza de abastos de Sarria
Un mercado celebrado en la plaza de abastos de Sarria
Los pliegos establecen que cada concesionario podrá contar con un máximo de dos locales

El Ayuntamiento sarriano sacará a subasta los puestos de la plaza de abastos que están irregulares. La concesión será por una década y podrá ser prorrogada anualmente hasta un máximo de cinco años, según establecen los pliegos de adjudicación elaborados por el Concello.

El mercado dispone de nueve locales, de los que siete están en la actualidad ocupados. Uno de los puestos fue abandonado hace ya un tiempo y otro, una frutería, fue desalojado por el Ayuntamiento en diciembre porque, según dijo en un pleno, había sido objeto de una denuncia y no tenía autorización administrativa.

El pasado mes de marzo la administración municipal concedió a los siete negocios un plazo de diez días con el fin de que presentaran su permiso para ejercer la actividad en la plaza de abastos, ya que en el consistorio, apuntó, no consta la autorización. La documentación está siendo comprobada por el Concello y los puestos que se encuentren irregulares tendrán que ser desalojados. Tras ello, el Ayuntamiento procederá a sacarlos a subasta.

Las bases elaboradas por el Concello fijan que los adjudicatarios deberán abonar un canon mínimo de 120 euros mensuales



Las bases de licitación que fueron elaboradas por el Ayuntamiento limitan a dos el número de locales que podrá tener cada concesionario en la plaza de abastos, ubicada en la Rúa Matías López. Establecen también que los comerciantes deberán abonar un canon mínimo de 120 euros por mes, que es la cantidad fijada en la ordenanza fiscal reguladora de estas instalaciones. Esta cuantía la podrán pagar de una sola vez, anualmente o mensual. Hasta ahora los empresarios nunca abonaron ninguna tasa por la ocupación de los locales.

Los pliegos determinan también los usos que deberán tener los puestos. Entre ellos están frutería, carnicería, pescadería, bar-cafetería, charcutería, despacho de venta de pan, ultramarinos o local para productos delicatessen.

Los puestos de la plaza de abastos disponen de almacén y están dotados de instalación eléctrica y fontanería. Algunos de los establecimientos tienen también espacio para cámara frigorífica y mostrador. Según figura en las bases, los concesionarios tendrá que dotarlos del material, maquinaria y mobiliario precisos.

Una vez se conozcan los puestos que están irregulares y salgan publicados los pliegos de adjudicación en el Boletín Oficial de la Provincia, los interesados tendrán un plazo de 30 días para presentar sus propuestas. Los licitadores podrán formular ofertas por uno, varios o la totalidad de los locales.

Los puestos irregulares de la plaza de abastos de Sarria saldrán a...
Comentarios