martes. 07.07.2020 |
El tiempo
martes. 07.07.2020
El tiempo

Los propietarios de Viloalle recurrirán a los juzgados

Algunos de los propietarios afectados.
Algunos de los propietarios afectados.
Los afectados de esta parroquia mindoniense agotaron las vías administrativas para deslindar sus terrenos de los montes comunales

La vía judicial es el último paso al que pueden acuden los propietarios de fincas particulares situadas dentro de los montes comunales de Viloalle, en Mondoñedo, que quieren excluir sus propiedades integradas dentro de este monte vecinal. Unos 40 vecinos, aunque se pueden sumar más en los próximos días, quieren desligar sus fincas de la Comunidad de Montes de esta parroquia mindoniense, y el último recurso para hacerlo, tras haber agotado ya todas las vías administrativas, son los tribunales.

El trámite se pondrá en marcha inmediatamente y, en él, se solicitará vía jurisdicción civil la exclusión de estas fincas particulares. Para ello, los afectados convocan a una reunión para hoy mismo en la Casa da Xuventude de Mondoñedo. En el encuentro se explicará a todos los afectados la actual problemática y la documentación necesaria para comenzar el proceso judicial, además de los costes que tendrá.

Este proceso se remonta a 1929 cuando ya se excluyeron estas fincas de los montes comunales. Posteriormente, con resoluciones jurídicas y cambios de ley, la situación se ha quedado empantanada sin que nadie dé una solución a los particulares que desean excluir sus fincas de este colectivo y hacer su propia gestión de las mismas.

Foz.

Por otra parte, y siguiendo con temas vinculados a las comunidades de montes, la asamblea general de los montes vecinales en mano común de Lagoa y Coto de Faro, en la parroquia focense de Nois acordó el deslinde de propiedades particulares. Este expediente está expuesto en el Servizo de Montes de Lugo y durante un mes puede consultarse y presentarse las alegaciones que se consideren pertinentes.

Asimismo, en la asamblea que se realizó en la Comunidad de Montes en Mano Común Real Rañadoiro y Agudo, en la también focense parroquia de Cangas, surgió un germen de lo que podría ser una nueva directiva que llevara las riendas de este colectivo los próximos años, ya que la dirección anterior, presidida por Jesús Casabella, desean dejar paso a nuevos gestores.

En dicha asamblea, no se presentó ninguna candidatura.

Los propietarios de Viloalle recurrirán a los juzgados
Comentarios