Lunes. 21.05.2018 |
El tiempo
Lunes. 21.05.2018
El tiempo

Los polis duros del futbolín

Guzmán (izquierda) y Lolo, en el garaje donde entrenan y se preparan para los próximos campeonatos
Guzmán (izquierda) y Lolo, en el garaje donde entrenan y se preparan para los próximos campeonatos
Los policías José Manuel Candal y Guzmán Solmo consiguieron que el Sindicato Unificado de la Policía patrocine la ropa deportiva que llevan a los torneos

Las vidas de los polícías locales José Manuel Candal, conocido como Lolo, y Guzmán Solmo llevan trayectorias paralelas. Además de tener en común la misma profesión, comparten su afición por el futbolín, una pasión que les lleva a formar pareja y a convertirse en unos crack de este juego. Ya se conocían de antes, pero el asunto no queda ahí, ya que ambos han conseguido implicar al cuerpo de la autoridad que, a través del Sindicato Unificado de Policía (SUP), lleva dos años apoyándolos con el patrocinio de la ropa deportiva, lo que les permite llevar su nombre en todos los campeonatos nacionales e internacionales.

El más veterano, Lolo, ejerce su profesión en Rábade, donde acumula ya una trayectoria de 28 años al servicio de la ciudadanía. Pero su afición por el futbolín supera con creces sus años de servicio en el cuerpo. «Empecé a jugar de chaval y me di cuenta de que se me daba bien», narra uno de los protagonistas, recordando que la tradición del futbolín en Rábade «viene de lejos», pues «en los años 50» ya se jugaban campeonatos. Tan bien se le da que acumula numerosos premios, entre ellos el máximo reconocimiento que le otorga el haber sido campeón mundial en el Campeonato de Punta Umbría (Huelva) en 1998.

Mantienen la esperanza de que el futbolín consiga el reconocimiento de deporte como ya pasa en otros país del mundo

Este título ha sido el pistoletazo de salida de Guzmán, de Baamonde (Begonte), para decidirse a ser un profesional del futbolín. Comenzó su andadura en la Peña Bolameiga de la mano de Lolo. Ello, unido a que en 2011 se alzó en Silleda con el título del Circuito Internacional de Presas, supuso ya su despegue definitivo. En todo este tiempo, ambos han disputado 18 finales y semifinales, «un hito» nunca alcanzado.

La próxima cita que les espera es el Campeonato Gallego de Futbolín, que se disputará en Betanzos los días 1 y 2 de octubre. Los SUP Bolameiga competirán con más de cien equipos «en la modalidad de movimiento y parado».

Entre sus anhelos está que se reconozca el futbolín como «deporte», algo que creen «que está cerca de lograrse», como sucede en otros países. Esta consideración supondría que los aficionados pudieran «federarse» y profesionalizar una actividad que cada vez gana más adeptos.

Los polis duros del futbolín
Comentarios