jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

Los Óscars de Óscar Iglesias: las mejor y peor vestidas


LA MEJOR VESTIDA

1ª ANNE HATHAWAY Anne canaliza las dos tendencias más importantes de la noche en un arrebatador conjunto de la marca del momento, Marchesa: el omnipresente color rojo se alía con la importancia de los pequeños detalles, que aquí se traducen en un laborioso tirante floral adornado de rosas de seda. Se nota que a la niña algo se le ha pegado de su experiencia en El diablo se viste de seda: su conversión fílmica en trendsetter emergente la ha llevado a lo más alto del podio.



LAS 5 MÁS ELEGANTES


2ª HILARY SWANK La Swank también se ha apuntado con gracia al carro de los drapeados florales con un Versace negro asimétrico y semitransparente de falda en tul y con apliques ornamentales en el escote, un poco más discretos en este caso. Una misma tendencia en dos vestidos completamente distintos que no se contrarrestan para nada: hay sitio para todas sin pisarse en la viña del glamour.

3ª KATHERINE HEIGL La otra gran lady in red de la velada: con ese atemporal traje columna de Escada y ese cardado capilar canaliza la esencia del Hollywood más clásico (casi podría afirmarse un homenaje a Marilyn en toda regla), al tiempo que con una estilosa tira atrae nuestra atención hacia sus hombros desnudos, uno de los rincones más sexys de su silueta. ¡Esto si es una anatomía y no la de Grey!

4ª RENEE ZELLWEGER La rubia tejana llevaba una temporada desterrada en segundo plano sin ningún estreno relevante; por eso parece que ha querido promocionarse deslumbrándonos con un atrevido palabra de honor de Carolina Herrera (su diseñadora fetiche) cargado de lentejuelas plateadas y con una raja faldera hasta el infinito y más allá. Desapercibida no pasará, desde luego, y desde aquí aplaudimos sus redaños.

5ª MARION COTILLARD Marion ha sido una de las grandes triunfadoras de la noche, llevándose a Francia la estatuilla de Mejor Actriz por su caracterización de Édith Piaf en La vida en rosa y colándose en el reducido grupo de las más elegantes con una original y arriesgada creación piscícola de Jean Paul Gaultier confeccionada con escamas superpuestas y cola de sirena. Dichoso el que la pesque.

6ª HELEN MIRREN La que tuvo, retuvo. No sólo fue la “reina” de la pasada edición (Oscar incluido); este año ha vuelto a demostrar que a la vejez viruelas si una conserva el buen gusto. Y con este otro modelo en carmesí, un George Chakra con unas impresionantes mangas talladas en cristales Swarovski, no cabe duda de que el suyo sigue siendo impecable.



LAS 5 QUE ESTÁN NI FU NI FA


7ª NICOLE KIDMAN Ejemplo perfecto de cómo un complemento equivocado puede cargarse todo un look. El discreto Balenciaga negro que lleva es sencillo pero cumple con creces; lamentablemente queda completamente eclipsado por una gargantilla de diamantes de 1339 kilates diseñada por L’Wren Scott que no pega con ese escote en uve. Nic: aunque lo diga la canción, los diamantes no serán siempre la mejor compañía.

8ª CATE BLANCHETT La otra australiana prodigiosa tampoco ha estado muy fina con su elección de joyas, con una gargantilla que le queda como encajada en el cuello halter de su Dries Van Notten. Un traje con unos deliciosos bordados en los bajos que se adapta a su tercer trimestre de gestación, pero de un tono violáceo un pelín peleón: en un color menos cargante le favorecería más.

9ª ELLEN PAGE La heroína de Juno comete el mismo error que en toda la temporada de premios al escoger el enésimo vestido negro (en este caso, un vintage escalonado de cintura baja que no realza su figura postadolescente) que no acaba de casar con ningún evento: demasiado soso para una alfombra roja, inapropiado para un funeral o seriote para un ritual satánico. Va fuera de onda.

10ª AMY ADAMS La pelirroja de Encantada ha optado por el “piensa en verde”, creyendo que esta tonalidad realzaría el brillo de sus ojos. No obstante, su modelito Proenza Schouler con corsé estructurado y cinturón posee uno de los cortes más anodinos de la ceremonia. También se merece un premio al accesorio más inútil por su bolsito dorado tan minúsculo en el que no le cabe nada dentro.

11ª JENNIFER GARNER Este conjunto supone la antítesis del caso Kidman: aquí las alhajas son divinas (en especial, las pulseras de Van Cleef & Arpels) y el peinado está muy logrado, lo que falla es la elección del traje, un Oscar de la Renta lastrado por una aparatosa cola drapeada. Una pena: con el mismo estilismo sobre una indumentaria más mona habría quedado mucho mejor clasificada.


LAS 5 CON PEOR GUSTO


12ª TILDA SWINTON Aigh, las británicas, siempre tan inconoclastas, aportan el punto justo de excentricidad a cualquier entrega de premios. Al verla recoger su Oscar de Actriz Secundaria enfundada en esa particular toga desestructurada e irregular (qué decadente, un brazo con manga y el otro al aire) lo único que pude hacer es respirar aliviado: podría haber traído un despropósito aún mayor, como el que lució en los Baftas. Virgencita, que se quede como está.

13ª CAMERON DIAZ Cameron se ha ganado a pulso el título de “princesita chicle de fresa” (lamentablemente, parece que todos los años tiene que haber una, y a falta de la Paltrow…) por este retorcido atuendo rosita perpetrado por Galliano al que le sobran los numerosos pliegues de los que va trufado. Tanto fruncimiento sólo sirve para deslucir el tipín de la coletitas. La próxima vez no vengas tan retorcida.

14ª JESSICA ALBA Ya sabemos que apenas hay variedad en la alta costura premamá (una carencia que habría que solucionar), pero con este Marchesa morado la preñadísima latina parece que lleva una mesa camilla empotrada en el estómago. Por cierto, llevar un plumero en el escote a mí me parece el colmo del mal gusto y encima no distrae del bombo colosal. Que aprenda de Cate o Nicole, embarazadas a la par que resultonas.

15ª HEIDI KLUM La ex maniquí germana nos muestra el reverso tenebroso de la tendencia it de esta gala: sí, ella también ha escogido el rojo, pero en un Dior de tafetán desmesurado, excesivo y teatral, de incómoda cola kilométrica y abultado chal sobre la espalda. ¿Se puede decir algo bueno de este vestido? Sí: que una vez lucido lo donará a una subasta de la Cruz Roja para recaudar fondos contra el maltrato a mujeres. Al menos la buena causa redime un poco el engendro estético.

16ª PENÉLOPE CRUZ Tan deuxième classe como siempre, la Pene ha presumido sin pudor de que su modelito es una creación en exclusiva para ella de su “íntimo amigo Karl Lagerfeld”. Bonita, tan uña y carne no seréis si te ha encasquetado esa incómoda bata con plumas que te marca toda la celulitis. A eso lo llamo yo amistades peligrosas. Otro del que no te deberías fiar: tu peluquero, que te ha hecho las mechas a traición. Mira que ir así en la gran noche de Javier…


LA PEOR VESTIDA

17ª JULIE CHRISTIE Estaba por concederle este dudoso honor a Diablo Cody, la premiada guionista de Juno, por el inclasificable atuendo de leoparda que llevaba puesto, pero luego recapacité y me di cuenta de que en el fondo era una doña nadie de la que con un poco de suerte no volveremos a saber nada en esta vida. Por eso finalmente el agravio ha recaído en la Christie, una gran dama venida a menos que ha combinado ropa y complementos de una manera repelente. Y encima se vuelve a casa con las manos vacías.

Los Óscars de Óscar Iglesias: las mejor y peor vestidas
Comentarios