sábado. 21.09.2019 |
El tiempo
sábado. 21.09.2019
El tiempo

UNAS GANANCIAS JUSTAS EN UN AÑO EN QUE EL PULPO SE COTIZA ALTO

Los históricos del pulpo aspiran a abrir sus casetas en San Froilán

Caseta de Irimia en 2016
Caseta de Irimia en 2016
Las ofertas de Aurora do Carballiño, La Palloza y Fidel despejan el temor a que quedasen vacantes los puestos de Irimia tras su impago ►Los hosteleros son críticos ante unas bases que no valoran la experiencia y la solvencia económica de los adjudicatarios

El temor de que la adjudicación de las casetas del pulpo quedase desierta se disipó este miércoles, tras la entrada por registro de las propuestas de los históricos del pulpo Aurora do Carballiño, La Palloza y Fidel para explotar los puestos vacantes, además de otras que aún puedan llegar a través de correo certificado.

Este temor no era infundado, pues las primeras respuestas de los hosteleros ante la convocatoria que el Concello abrió a comienzos de julio para explotar dos casetas y dos calderos fue de duda. Duda, o resaca, por la truculenta historia vivida el año pasado, y duda, o desconfianza, por presentarse a una convocatoria que asume las mismas bases por las que quedaron fuera la anterior, y cuyo incumplimiento ahora, paradójicamente, les permite volver a entrar.

Juan Pazo: "Non concordamos coas bases, que tampouco contemplan a subida do prezo do polbo" 

Y es que las casetas y calderos por los que concurren los hosteleros de Lugo para los años 2017, 2018 y 2019 son la 1 y 3, que el Concello retiró al empresario de Meira Javier Irimia por impago, y que saldrán con precios de 18.772,79 y 16.627,33 -para las casetas- y 11.714,22 y 10.375,46 para los calderos.

Este empresario, ajeno por completo al sector, irrumpió el año pasado en escena tras un cambio en las bases propuesto por los técnicos municipales, que dejó de exigir solvencia económica, financiera y técnica a los aspirantes para solamente valorar la mejor oferta económica. Su oferta, de 92.488 euros -sobre un precio de salida de 57.490-, reventó la puja y se convirtió en el único argumento de adjudicación. De hecho, el empresario renunció a dos puestos en beneficio de los siguientes postores. Así la caseta y el caldero 2 fueron explotados por Manolo de Marce y la caseta y el caldero 4 por Torre de Núñez, que ya había conseguido la suya en la adjudicación inicial.

Estas dos empresas lucenses pagaron en plazo, y seguirán explotando los puestos este año, por lo que no consideran oportuno presentarse a más explotaciones. No ocurre así con Irimia, que a pesar de lograr ofrecer el servicio y asegurar que había sido un buen negocio, no pagó en plazo para poder instalarse, ni respondió al requerimiento del Concello, lo que provocó que este le retirara las casetas. Ante este este panorama, el gobierno se reservó incluso el derecho de exigir daños y perjuicios a Bruxa Consulting, la empresa que el empresario de Meira compró para presentarse, si el concurso llegase a quedar desierto. Pero no es así, aunque no sin cierto recelo de los aspirantes.

Fidel Basadre: "Temos nostalxia da feira e queremos recuperar o noso posto no sector"

"Presentámonos, pero non concordamos coas bases que se introduciron na convocatoria anterior, e que permiten que alguén sen experiencia e solvencia económica poda concorrer á explotación, ou o que é o mesmo, que permitiron que sucedera unha trapallada como a do ano pasado, porque iso non se pode chamar doutro xeito", comenta Juan Pazo, de Aurora do Carballiño, pulpería que durante más de veinte años tuvo su lugar en las fiestas.

Estas condiciones, que según el Concello fueron propuestas por los técnicos municipales siguiendo directrices europeas para fomentar la competitividad, abren la veda, según Pazo, para que "calquera entre no concurso", sin más criterio que la oferta económica, para bien o para mal.

De la misma opinión es Ramiro López, de La Palloza. "Presentamos a oferta porque hai que presentala, pero quedamos moi desilusionados do ano pasado", indica.

 Ramiro López: "Hai que presentarse, pero quedamos moi descontentos co que sucedeu o ano pasado"

Además del descontento con las propias bases, los dos establecimientos critican que los precios de las raciones del pulpo, establecidos en las bases en 8 euros, no respondan a la subida de precio que ha registrado el producto, y que según Juan Pazo está en "14 ou 15 euros o quilo, sete máis que hai un par de anos", indica.

Por estas razones, Aurora do Carballiño reconoce haber presentado una oferta "baixa, só un pouco por riba do prezo de saída", comenta Juan Pazo. También Ramiro López, de A Palloza, indica que su oferta es una cosa "razonable", y que responde a los criterios de calidad que quieren establecer y al alto precio del pulpo.

Quien no quiere hablar por el momento de la oferta es Fidel Basadre, el histórico del pulpo que tras cerca de una década sin presencia en las fiestas opta de nuevo por abrir su caseta, algo que, de hacerse realidad, supondría la continuación de una tradición que inició en los años 80.

 Ana Núñez: "No consideramos pertinente presentarnos, porque ya tenemos caseta"


"Este ano entrounos a nostalxia da feira, e queremos recuperar o noso posto no sector", comenta, en un plural que incluye a sus hijos. Sin embargo, hasta que se abran las plicas y se valoren las ofertas no quiere hacer más declaraciones. Aunque su ilusión ya introduce otro ingrediente más en esta mesa del pulpo que en el último año se convirtió en una guerra.


Los históricos del pulpo aspiran a abrir sus casetas en San Froilán
Comentarios