Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Los dueños de la casa tirada en Sarria ceden el terreno si se urbaniza

Restos de la casa derribada
Restos de la casa derribada
Registraron un escrito para donar al Concello la parte de la finca en la que estaba la vivienda, que suponía un tapón urbanístico en O Mazadoiro ► Piden que se construyan aceras y los servicios

La familia propietaria de la vivienda derribada en el barrio de O Mazadoiro, que suponía un tapón urbanístico, registró un escrito en el Ayuntamiento sarriano para ceder los terrenos en los que se levantaba la casa a cambio de que la administración local urbanice la zona.

Los dueños demolieron el pasado mes de agosto el inmueble, el cual estaba en la entrada del barrio de O Mazadoiro desde la antigua carretera de Nadela a Monforte de Lemos (LU-546). En el lugar en el que se encontraba la casa se produce un estrechamiento en la vía, provocando dificultades a la hora de que se crucen dos vehículos. Además, en este punto no hay aceras. Por ello, el derribo del edificio mejora la seguridad y permite ensanchar la calle, la cual da servicio a la residencia de mayores Nosa Señora do Carme.

Los propietarios de los terrenos presentaron un escrito en el Concello en el que señalan que están dispuestos a formalizar la "cesión voluntaria" de los mismos "siempre y cuando el Ayuntamiento formalice convenio" en el que asuma la urbanización de la zona.

Los propietarios llevaban tiempo ofreciendo al Ayuntamiento la cesión del inmueble para su demolición y eliminar así este obstáculo en la vía

Piden que se construyan aceras, ya que estas finalizan junto a la casa. También solicitan que se dote de alcantarillado y registros e instalen la tubería de abastecimiento de agua y puntos de luz, al igual que ocurre en el resto de la vía. La familia también reclama que se cierre la finca colindante con la acera (de su propiedad y que se encontraba detrás de la casa), de una forma similar a la que está la parcela próxima.

Entre las obras que solicitan está la creación de una rampa de acceso al solar y la colocación de una cancilla. Por último, instan a que se asfalte el terreno en el que se levantaba la casa, con lo que se podrá ampliar la calle.

Estos trabajos no supondrían ningún coste para los propietarios de la vieja casa, la cual estaba deshabitada, indican en el escrito.

La familia destaca que la desaparición de la vivienda conlleva "una notable mejora para el tráfico rodado periférico y permitirá dotar de mayor seguridad el tránsito de peatones desde o hacia el barrio de O Mazadoiro y la residencia de mayores al haberse eliminado el obstáculo que suponía la casa".

Los propietarios llevaban tiempo ofreciendo al Ayuntamiento la cesión del inmueble para su demolición y eliminar así este obstáculo en la vía. La vivienda suponía el último tapón urbanístico de Sarria y el ensanchado de la calle facilitará el tráfico por la Rúa Agra de Celeiro.

La calle también podría convertirse en una alternativa para los automóviles que quieren acceder desde la LU-546 a la rotonda que comunica con el corredor Nadela-Monforte de Lemos y con la carretera de Portomarín, y viceversa. De esta forma los vehículos evitarían tener que entrar en el centro de Sarria y se podrían desviar por la Rúa Agra de Celeiro.

Los dueños de la casa tirada en Sarria ceden el terreno si se urbaniza
Comentarios