domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

Prisión para dos de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña

Chemlal culpa al imán y desvela que planeaban atentar en monumentos ► Driss Oukabir dice ahora que alquiló las furgonetas utilizadas en los ataques, pero para realizar una mudanza ► Salah El Karib sigue detenido y Mohamed Aalla sale en libertad provisional

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha enviado a prisión sin fianza a dos de los cuatro detenidos la semana pasada por los atentados de Cataluña tras tomarles declaración durante todo el día.

En el auto de prisión, el magistrado manda a prisión a Mohammed Houli Chemlal, el presunto terrorista de 21 años que resultó herido en la explosión del chalé de Alcanar, y a Driss Oukabir, a cuyo nombre se alquiló una furgoneta usada por los terroristas.

Para Salah El Karib, de 34 años y que regenta un locutorio, ha prorrogado su detención durante 72 horas más hasta que se aclare su participación en los hechos con la práctica de más diligencias.

Finalmente, ha dejado en libertad provisional a Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, abatido en Cambrils, "ya que los indicios existentes sobre su presunta colaboración con el grupo investigado no son lo suficientemente sólidos".

Mohammed Houli Chemlal, el presunto terrorista que resultó herido en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), donde la célula preparaba explosivos para atentar en Barcelona, afirmó este martes ante al juez que el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, muerto también en la casa, quería inmolarse.

Según han informado fuentes jurídicas, el único superviviente de la explosión de Alcanar ha explicado que en el momento de la detonación se encontraba en el porche de la vivienda recogiendo los platos de la cena que había mantenido con otros integrantes de la célula, razón por la que se sospecha que no murió.


Chemlal dijo que sabía que la célula planeaba atentados en "monumentos" pero aseguró que él apostaba por atacar de noche para que hubiera menos víctimas


Él, ha sostenido, sabía desde hacía dos meses que la célula planeaba atentados con bomba en "monumentos" de Barcelona, pero se ha defendido afirmando que no pretendía hacer daño y que de hecho había propuesto atentar de noche para que hubiera menos víctimas.

Los investigadores creen que los atentados de Barcelona y Cambrils los hicieron a la desesperada tras la explosión y, en este sentido, Mohammed Houli Chemlal ha dicho que él no sabía de ningún plan b, pero que sí preparaban bombas para colocar en monumentos, para lo que manipulaban "disolventes".

El detenido, que ya declaró varias veces ante los Mossos, ha comparecido este martes ante el juez en silla de ruedas y en pijama debido a sus heridas, que lo llevaron al hospital. Estaba cabizbajo y hablaba en voz baja mirando al suelo, han indicado las fuentes.

Aparte de los doce miembros de la célula detenidos o abatidos tras los atentados, incluido él mismo, Chemlal no ha involucrado ante el juez a más personas que pudieran integrar al grupo terrorista ni colaborar con él.

El testimonio de Chemlal, que declaró ante los Mossos d'Esquadra tras un breve ingreso hospitalario por las heridas que le causó la explosión de Alcanar, fue clave para que la policía pudiera reconstruir los movimientos de los terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils e identificar a los miembros del grupo.

LA FURGONETA. Después de la declaración de Chemlal, compareció ante el juez de la Audiencia Nacional Driss Oukabir, vecino de Ripoll (Girona) y hermano de uno de los terroristas que fueron abatidos cuando atentaron en Cambrils. Oukabir fue detenido apenas horas después del atropello masivo en la Rambla de Barcelona cuando se dirigía a comisaría para denunciar que su hermano Moussa, menor de edad, le había robado la documentación para alquilar las furgonetas de que disponía la célula para cometer los atentados.

Ante el juez, Oukabir reconoció que él alquiló dos furgonetas que fueron utilizadas por los terroristas pero pensando que eran para hacer una mudanza y se ha desvinculado de la célula yihadista asegurando que no sabía nada sobre ella. Ha corroborado que primero dijo a la policía que su hermano pequeño, Moussa, podría haberle robado su documentación para alquilar las furgonetas por miedo, pero luego contó la verdad.

Preguntado por el papel que tuvo el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, muerto en la casa de Alcanar (Tarragona) en la que hubo una explosión, ha dicho que no sabía que estuviera adoctrinando a jóvenes del pueblo, aunque sí se había percatado de que cada vez tenía relación con más jóvenes de la localidad.

Driss Oukabir dijo que había mentido sobre que su hermano le había robado la documentación para alquilar las furgonetas por miedo


Este martes se ha sabido que las autoridades marroquíes han detenido en la localidad de Nador a N.O., primo de Moussa y Driss Oukabir, por un delito de exaltación del terrorismo. Según han informado a Efe fuentes de la investigación, se trata del segundo detenido en Marruecos en relación con esta célula yihadista.

Tras Mohammed Houli Chemlal y Driss Oukabir, declaró Mohamed Aallaa, detenido en Ripoll, y hermano de Sadi Aallaa, abatido en Cambrils. Estas cuatro personas son miembros de la célula que perpetró los atentados, formada por al menos doce terroristas, de los que cinco fueron abatidos en Cambrils (Tarragona), al menos dos murieron en la explosión del miércoles en la vivienda de Alcanar y el último, Younes Abouyaaqoub, fue abatido este lunes por los Mossos tras llevar huido desde el jueves, cuando se dio a la fuga tras haber conducido la furgoneta que protagonizó el atropello masivo en Barcelona.

Cuatro fiscales de la Audiencia Nacional, incluido el fiscal jefe, Jesús Alonso, asistieron a la declaración ante el juez de los detenidos en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils, que acabaron con la vida de 15 personas. Además de la fiscal del caso, Ana Noé, y de la coordinadora de Asuntos de terrorismo yihadista, Dolores Delgado, también presenciaron las comparecencias el fiscal jefe de la Audiencia Nacional y el teniente fiscal, Miguel Carballo.

Prisión para dos de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña
Comentarios