Viernes. 19.04.2019 |
El tiempo
Viernes. 19.04.2019
El tiempo

Los cañones de Viveiro podrían ser de un velero del siglo XVIII o XIX

Uno de los cañones hallados en el fondo frente a Faro
Uno de los cañones hallados en el fondo frente a Faro
También aparecieron proyectiles y Patrimonio cree que bajo la arena puede haber más restos de un pecio de guerra o de un mercante

Los resultados obtenidos tras la prospección submarina realizada en el litoral próximo al monte Faro de Viveiro revelan que los cinco cañones descubiertos por el Centro de Actividades Subacuáticas (CAS) de Viveiro son restos del naufragio de un buque de propulsión a vela, construido en madera y que portaba piezas de artillería de hierro colado.

Estas características, unidas al aspecto de las piezas de artillería documentadas, sitúan el yacimiento de modo coherente, según la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, en un periodo comprendido entre el tránsito de los siglos XVIII y XIX.

La inmersión confirmó el hallazgo de los cañones y de algunas concreciones metálicas dispersas sobre el fondo, así como la existencia de tres proyectiles de artillería, también de hierro. Esto hace pensar que por la zona deben existir otras acumulaciones de objetos y "é posible que baixo a area se atopen asimesmo outros elementos" del pecio. De hecho, el vicepresidente del CAS Viveiro, Ángel González, confirma que en aquella zona la mayor parte del fondo es arena, incluso abriéndose mucho de la costa.

Las piezas de artillería documentadas se ajustan, por su tamaño, al calibre medio, que fue empleado de modo profuso a bordo de los buques, tanto militares como mercantiles, según constatan desde Patrimonio, que fija su empleo a lo largo de toda la época moderna y parte de la contemporánea antigua.

El estado de los cañones no permite apreciar, según los expertos, la existencia de refuerzos y menos todavía de algún tipo de marca o características especiales sobre ellas.

Los cañones situados al pie del monte Faro vivariense son piezas fabricadas en hierro colado, lo que ofrece una fecha a partir de la cual se produjo su utilización, que sería aproximadamente desde finales del siglo XVI.

La avanzada morfología de los muñones de estos y las características de los cascabeles, que se pueden distinguir en dos de las piezas, remiten e un periodo cronológico más próximo al siglo XIX que al siglo XVII, según las conclusiones extraídas tras su examen detallado.

ARCHEONAUTA. La prospección arqueológica de los cinco cañones de hierro localizados en la ensenada vivariense de Portonovo se produjo mediante una colaboración con la Armada e impulsada por la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, con participación del especialista Miguel San Claudio, de la firma Archeonauta y que también ha realizado varios estudios submarinos sobre el pecio del galeón que está enterrado bajo la arena de la ría de Ribadeo.

A mediados de julio pasado un equipo conjunto localizó el yacimiento señalado por el CAS Viveiro y lo posicionó con un GPS para realizar la planimetría con la disposición de los distintos objetos detectados en la zona. Dirigidos por Miguel San Claudio, durante dos horas de inmersión, también sacaron fotos de las piezas de artillería y las balas de cañón, así como de otros objetos metálicos dispersos.

Este nuevo hallazgo de artillería en la ría vivariense completará la información sobre los buques naufragados y que tiene en el pecio de la fragata Magdalena, en la playa de Covas, su principal exponente. No solo ha habido buques de guerra o mercantes, también numerosos pesqueros.

Los cañones de Viveiro podrían ser de un velero del siglo XVIII o XIX
Comentarios