viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Los caballos, oferta multidisciplinar


Una asociación de O Valadouro busca fomentar en la comarca la hípica, el turismo ecuestre y la equinoterapia, actividades para cuya puesta en marcha están pendientes de conseguir terrenos donde crear las instalaciones adecuadas. Reclaman el apoyo de las administraciones, convencidos de la viabilidad de su proyecto


AFICIONADOS al caballo en la comarca hay muchos, pero pocos tan comprometidos como los integrantes de Apreval, la Asociación de promoción e Recuperación Ecuestre de O Valadouro, que busca desde el municipio fomentar la afición por la hípica, además de convertirla en un atractivo turístico, pero también en un aliciente para mejorar la calidad de vida de las personas con algún tipo de discapacidad.

Esta última actividad, que se denomina equinoterapia, busca en algunas de sus modalidades ayudar a las personas con determinados problemas, pues está demostrado las ventajas que está disciplina reporta tanto a personas con discapacidades físicas, como psíquicas y motoras. Apreval ya ha mantenido contactos con un centro existente en la provincia de A Coruña, para que algunos de los monitores especializados puedan desplazarse a la zona para impartir estas clases de doma adaptada, recuerda el presidente, Alejandro Rouco.

Por ahora carecen de unas instalaciones donde poder montar el circuito que ansían. De hecho, lograr los terrenos adecuados y dotarlos de infraestructura es una de sus principales reivindicaciones pero, por el momento, «e iso que non nos quedou porta sen chamar», solo cuentan con unos terrenos que les cedió el Concello de O Valadouro.

Pioneros

Por intentos no quedará, porque Rouco está convencido que el proyecto de Apreval sería muy positivo para toda la comarc mariñana. Argumentos no le faltan a alguien que tiene las ideas muy claras y que las expone con rotundidad. «Na Mariña non temos ningunha instalación, polo que o que quere facer hípica ten que desprazarse a Lugo ou Asturias», reconoce, al tiempo que considera que afición existe y que seguro que muchos niños se animarían a practicar este deporte, «de feito, máis de 500 participaron nas actividades que fixemos no Valadouro coincidindo co mercado de primavera».

Lograr una «cantera» es básico, pero también lo es poder aprovechar la hípica como reclamo turístico, otro de los objetivos que persigue en la entidad, entre los que también se encuentra el poder ofertar cursos de formación para que haya profesores en la zona, o bien para personas relacionadas con el mundo ecuestre, como los herreros, y evitar así que tengan que desplazarse para aprender.

La recuperación de la raza autóctona está también entre las prioridades de Apreval, que nació fruto de las reuniones «dun grupo de amigos afeccionados ao cabalo» y como un canal para recabar el apoyo de las administraciones. «É unha entidade reducida en canto a membros ata que teñamos algo que ofrecer», pero cuando cuente con el ansiado circuito prevé incrementar el número de socios. De momento, lo que tienen son contactos con gente del sector, como Xacobo Pérez, presidente de la Asociación Pura Raza Cabalo Galego, o los Cabaleiros do Mundil, de Cartelle (Ourense), con unas instalaciones similares a las que ellos quiere crear en A Mariña. «A verdade é que estanse portando fenomenal e nos estan axudando moito», asevera Rouco, quien recuerda que las personas interesadas pueden contactar con ellas a través de facebook, donde tiene una cuenta de la propia asociación.

Competición

La entidad puede presumir de ser la que más jinetes tiene en la actualidad compitiendo en el Campeonato Gallego de Andadura, donde Miguel Gonzalo, con Fenómeno, está situado en primera posición, en la modalidad de trotón, la misma en la también compiten los jinetes locales Víctor Fernández, con su caballo Kliford; Manuel González, con el ejemplar Capricho; Adrián Sixto Trigo, con Flavia y Alejandro Rouco, que compite por partida doble, con Alén, en la modalidad de cuatro tiempos y con Princesa, en la de trotones.

La de trotón es una de las modalidades, junto con la de dos y cuatro tiempos, con la que se compite en andadura, una especialidad que a pesar de ser olímpica se prodiga muy poco en España, siendo Galicia donde sí se ha mantenido esa forma de andar de los caballos, que es aprendida y que antaño usaban por necesidad «por exemplo os médicos para ir ás aldeas», recuerda el presidente de Apreval, pero que en otros países está mucho más extendido, «como en Portugal, onde se denomina paso trabado, Islandia, Irlanda, América del Sur o Australia», constata Alejandro Rouco.

El presidente de Apreval confirma el tópico de que la hípica es un deporte caro, «se o levas a un escalón xa máis alto, pois no tema de competicións xa hai que falar de licencias federativas para ti e máis para os cabalos e os gastos dispáranse», reconoce alguien a quien la afición le entró partiendo de cero. «Vaste metendo e coñecendo xente, e unha cousa leva a outra», afirma Rouco, quien es el único de su familia que tiene caballos, «aínda que ao meu avó materno tamén lle gustaba e pode que del me veña a afección». Una finca, un remolque adaptado y una gran pasión por los animales es lo que le ayuda a ser en la actualidad propietario de seis caballos y ocho ponys.

LOS MEJORES. El campeón gallego de 2010 pertenece a la entidad

  • La entidad, que aglutina a miembros de O Valadouro y Alfoz no solo puede presumir de ser la que más jinetes tiene este año compitiendo en la prueba de andadura, sino que entre sus filas está el campeón gallego de pasado año en la especialidad de trotón, un título que logró Victor Fernández, con Kliford.

Buen arranque

  • Las expectativas este año son buenas, pues Miguel González es actualmente primero y Alejandro Rouco ocupa la tercera plaza.

 

Los caballos, oferta multidisciplinar
Comentarios