Sábado. 20.10.2018 |
El tiempo
Sábado. 20.10.2018
El tiempo

Los armadores proponen desguazar 14 barcos en Lugo

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) trasladó este jueves a la conselleira do Mar, Rosa Quintana, sus programas de adaptación de la flota, que proponen el desguace de 46 buques gallegos, de los que 20 tienen su base en el puerto de Vigo, cinco en Burela (Lugo), seis en Marín (Pontevedra), dos en Ribeira, nueve en Celeiro (Viveiro, Lugo), tres en A Guarda y uno en Cangas (ambas en Pontevedra).

La entidad solicitó a Quintana la adopción "urgente" de los Programas de Adaptación de Flota (PAF), propuestos por el colectivo el año pasado con el fin de aprovechar las medidas previstas por el reglamento europeo para la reestructuración de las flotas pesqueras comunitarias afectadas por la crisis económica. La propuesta fue planteada por el secretario general de la confederación, Javier Garat, a Rosa Quintana, en una reunión celebrada esta mañana en Santiago a la que también acudieron representantes de otras diez asociaciones gallegas confederadas a Cepesca.

Garat manifestó que el desguace es "la única salida digna" para los armadores que están con la "soga al cuello", dada la repercusión que la actual coyuntura económica tiene en el sector.

Con todo, desde el colectivo confían en que se pongan en marcha las compensaciones socioeconómicas para los trabajadores del sector pesquero previstas en el Fondo Europeo de la Pesca (FEP), aunque esperan que la mayoría de ellos se reubiquen en otros buques ante la "escaseza" de tripulantes que constatan en la actualidad.

Las embarcaciones gallegas afectadas por los PAF pertenecen a varios segmentos de flota, como la de arrastre congeladora que faena en caladeros exteriores, la del Gran Sol, la de Palangre de superficie en aguas internacionales o la de arrastre del litoral cantábrico noroeste.

En la reunión el secretario general de Cepesca trasladó a Rosa Quintana la necesidad de adoptar estos programas antes del 30 de junio de este año para ponerlos en marcha antes de que finalice el 2009. Y es que el reglamento comunitario exige que los buques que se incluyan en los PAF paralicen de forma definitiva su actividad antes de termine el año.

En el colectivo se congratularon de la "buena" disposición de la conselleira, quien se comprometió a "realizar el mayor esfuerzo posible" para atender las peticiones de Cepesca.

Con el respaldo de las asociaciones gallegas, Javier Garat explicó a la responsable de Mar las ventajas del empleo de los PAF. En ese sentido, aseguró que la Xunta de Galicia podría recibir "hasta un 20 por ciento" más de fondos comunitarios para afrontar los desguaces "en vez de utilizar fondos propios", cubriendo hasta un 95 por ciento de los gastos públicos.

Los armadores proponen desguazar 14 barcos en Lugo
Comentarios