viernes. 19.07.2019 |
El tiempo
viernes. 19.07.2019
El tiempo

Los 'argalleiros' de Sarria

El grupo llevó a cabo numerosos espectáculos en la provincia de Lugo
El grupo llevó a cabo numerosos espectáculos en la provincia de Lugo
La Granxa de Barreiros vio nacer hace unos 60 años de la mano del maestro Avelino Pousa Antelo un grupo de música, danza tradicional y coro, la única formación de este estilo que existía en la zona, según recuerdan algunos de sus integrantes. El grupo, bautizado como Argalleiros de Barreiros, surgió a raíz de una serenata

Ofrecer una serenata a Antonio Fernández López -fundador de la Granxa de Barreiros- por el día de su santo llevó a la creación de Argalleiros de Barreiros, un coro y un grupo de gaiteiros y danza tradicional fundado hace 60 años en Sarria de la mano del maestro Avelino Pousa Antelo.

La formación estaba integrada por un nutrido grupo de niños de la zona que cursaban sus estudios en la Granxa y que fue "unha verdadeira bomba", asegura uno de aquellos jóvenes músicos de la formación, Eulogio Gude López.

"Daquela non había moitos grupos de música tradicional e menos que actuaran vestidos de galegos. Na zona non existía nada diso. En Barreiros houbo moitas cousas que naqueles tempos eran adiantadas", dice.

Los alumnos se acercaron al mundo de la música de la mano del vecino de Vilei (en Barbadelo, Sarria) Paulino Pérez Sánchez, y Avelino Pousa. Estos eran los encargados de impartir las clases con la ayuda de otra profesora del centro, María Teresa López Carrozas, y la esposa de Pousa.

Según explicaba el maestro en su libro ‘Unha escola para a Galicia rural: a escola agrícola da Granxa de Barreiros’, todo comenzó con la idea de ofrecer la serenata al promotor del centro. "Miña compañeira encargouse de ensinar os bailes -muiñeira e xota-, eu a ensinar unhas cantas cancións populares. Primeiramente acompañábase o baile co canto, pero logo pensamos na posibilidade de contar cun gaiteiro que vivía en Barbadelo (Paulino Pérez). El tocada a gaita e eu acompañábao tocando cuns palitroques nun asento dunha silla, a xeito de tamboril", contaba en la publicación el galleguista, fallecido en 2012.

A partir de esa actuación nacería el grupo en el seno de la Granxa de Barreiros, en la que "se fomentaba la cultura de Galicia", subraya María Teresa López Carrozas. La formación desaparecía unos años después, aunque los ‘argalleiros’ volvieron a reunirse para actuar en honor a su profesor.

Los jóvenes ofrecieron actuaciones en Lugo, en el centro o en localidades próximas a este. "Nun San Froilán tocamos no Círculo das Artes e estivemos varios días alí. Faciamos moitas excursións, subvencionadas por don Antonio", cuenta Pablo Díaz Alvaredo.

Otra antigua alumna del centro, Edita Pérez Arias, asegura que iban también a cantar los Reyes por las casas con Avelino acompañados de una gaita y un tambor.

"Fomos a matanzas e sempre acababamos cantando. Tamén iamos as festas e bailabamos e cantabamos", añade Eulogio Gude. Este tocaba el tamboril, mientras que Néstor López Rivera llevaba el bombo y Pablo Díaz y Fernando López Arias eran los gaiteros del grupo. De él también formó parte Luis de Rente, señalan, aunque falleció cuando era joven a causa de una enfermedad.

"Foron uns anos de moita felicidade e moitas vivencias", señala Fernando López, quien recuerda con mucho cariño aquella formación, creada "para cantar e tocar cousas tradicionais galegas".

Pablo Díaz aprendió a tocar la gaita con Paulino Pérez, mientras que Pousa "ensinoume a tocar o tamborileiro e a caixa co cu dunha cadeira mentres non había instrumentos". Se acuerda con "moita morriña" de los cuatro años que estuvo en el centro, que supuso su primer contacto con la música, pero ya contaba con antecedentes familiares en este mundillo.

Según cuenta, en la zona no existían grupos similares al de la Granxa, únicamente había una formación conocida como O Cuarteto de Navás, del que formaba parte su padre y Paulino Pérez.

Díaz abandonó el centro y la música porque tuvo que comenzar a trabajar. Aunque la música no la dejó de todo de lado, pues posteriormente formó parte de un coro en Oural y en la actualidad está integrado en otro.

También rememora con cariño aquellos años Néstor López, quien cuenta que entonces interpretaban principalmente muiñeiras y jotas que preparaba Pousa. "Tamén cantabamos cancións tradicionais. Aínda conservo os temas, eran en galego e tiñamos máis de 20 no repertorio. Tiñamos cantos de Reis, cancións con picardías que sabía Avelino...", añade Gude, quien llegó a la Granxa porque su padre, Benjamín, fue encargado del centro. Gude incluso dirigía el coro cuando no podía Avelino, el ‘argalleiro’ mayor, del que salieron estos ‘argalleiros’.

Los 'argalleiros' de Sarria
Comentarios