Los análisis del agua del embalse de Vilasouto dan negativo en toxinas

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) realizó nuevos análisis del agua en las parroquias de O Incio que se nutren de la traída del embalse de Vilasouto. Los resultados de los análisis se conocieron esta misma semana y dieron negativo en la presencia de toxinas, aunque el Concello de O Incio mantiene la recomendación de no consumir agua del embalse por precaución.

El veto a la utilización de agua del embalse se mantiene desde hace un mes, cuando aparecieron cianobacterias -similares a algas- en el embalse de Vilasouto, del que se nutren los núcleos de Vilasouto, Calvos, Vila Reguenga -en la parroquia de Eirexalba- y Laiosa. Las cianobacterias desaparecieron a los pocos días, lo que se achacó a la bajada de temperaturas, si bien el Ayuntamiento mantiene la recomendación en estas cuatro localidades por seguridad.

La Confederación realizará la próxima semana nuevos análisis en Vilasouto para determinar si existen o no toxinas en la presa. Además, el Concello se reunirá en los próximos días con este ente con el fin de tomar medidas para evitar que surjan cianobacterias y que los vecinos se queden sin abastecimiento.

El episodio de algas del pasado agosto fue el segundo que se produjo en el embalse de Vilasouto. Ya en el mes de abril hubo restricciones en la utilización de agua para el consumo humano por la aparición de las algas.

Comentarios