Los amigos de Bretón consideran imposible que perdiera a los niños en el parque por su obsesivo control

Amigos de José Bretón han considerado imposible que perdiera a los niños en el parque, como él ha mantenido, porque siempre estaba pendiente de ellos y los controlaba de forma excesiva.

También se ha puesto de manifiesto en la vista que Bretón estaba "excesivamente" tranquilo el día de la desaparición, el 8 de octubre de 2011, y que pudo querer utilizar de coartada a una exnovia de un amigo a la que llevaba 14 años sin ver y a la que el día 7 de octubre llamó y con la que quiso quedar el día mismo de su detención.

Entre los amigos de Bretón, uno de ellos, que coincidió con él en la misión militar en Bosnia y que ha definido al acusado como "muy listo", ha relatado que ya desde el primer momento le pareció raro que se le despistaran los niños porque siempre estaba pendiente de dónde estaban.

Precisamente, este amigo estuvo con Bretón en los primeros momentos de la supuesta desaparición y cada vez que le preguntó al acusado cómo había perdido a sus hijos, éste le respondía: "me he despistado y se me han perdido".

A este amigo le sorprendió mucho que Bretón permaneciera "excesivamente tranquilo" en esos momentos, al igual que otros miembros de la familia del acusado, pero hasta que no hallaron los supuestos huesos de los niños en la hoguera siguió creyendo la versión del procesado.

Otro amigo, con quien Bretón trabajó varios años y con el que mantenía una relación de amistad, también ha asegurado que le pareció "raro". "Me extrañó un poco porque él estaba muy pendiente, siempre mirando por dónde iban los niños", ha subrayado.

Madres de compañeros de guardería de los niños, así como responsables del centro, han definido a Bretón como un buen padre, volcado con sus hijos, aunque "excesivamente protector", llegando, en alguna ocasión a comprobar el estado de la botella de agua que su hijo usaba semanalmente.

Comentarios