Los brigadistas acusados de provocar tres incendios, ''no culpables''

El jurado popular que se encargó de juzgar a los cuatro brigadistas de la Xunta de Galicia acusados de provocar tres incendios forestales en montes da A Fonsagrada (Lugo), en la madrugada del 20 de julio de 2005, comunicó este jueves su veredicto, a primera hora de la tarde. Después de día y medio de deliberaciones, los once miembros que lo integraban encontraron "no culpables" a los cuatro procesados.

Nada más conocer el veredicto en la propia sala de vistas de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, la jueza encargada de este caso les comunicó a los cuatro acusados la sentencia "absolutoria", que los deja libres de cargos.

Uno de los abogados de la defensa, Jesús Amarelo, explicó a AGN que "los miembros del jurado entendieron que no había ningún tipo de prueba para condenarlos". De hecho, recordó que los cuatro brigadistas fueron exculpados por "mayoría abrumadora", puesto que para condenarlos eran necesarios "más de siete votos", pero en ninguno de los hechos enjuiciados hubo más de "dos o tres" a favor de la culpabilidad de los procesados.

Amarelo recordó que los propios brigadistas "siempre habían manifestado que no tuvieron ningún tipo de relación con esos incendios", pero la investigación que los sentó en el banquillo de los acusados "ya nació viciada", porque fue iniciada a raíz de "las supuestas manifestaciones que les realizaron unos testigos a la Guardia Civil, pero que después ellos mismos negaron".

Desde su punto de vista, "en aquel momento se estaban produciendo muchos incendios forestales y, como necesitaban un éxito policial, trataron de conseguirlo a costa de esta gente". En la misma línea, añadió que "nosotros nunca entendimos, durante la fase de instrucción, el empecinamiento por mantener esta acusación, pero la situación en aquel momento presionaba al fiscal y a la Guardia Civil para evitar un sobreseimiento del caso, porque sería como reconocer que el trabajo se había hecho mal".

En cualquier caso, se felicitó por el hecho de que los miembros del jurado "entendieron que no estaban probados los hechos y corroboraron la tesis de que los cuatro trabajadores de las brigadas no tenían nada que ver con esos incendios".

El juicio comenzó el lunes por la mañana y terminó el martes a última hora de la tarde, después de que prestasen declaración 54 testigos y tres peritos. Desde entonces, hasta este mediodía, los once miembros del jurado estuvieron deliberando para llegar a un veredicto. El fiscal pedía para cada uno de los cuatro acusados cuatro años de cárcel y 4.800 euros de multa.

Más en Noticias
Comentarios