Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

Los 700 kilos de castañas de la Festa do Courel no fueron suficientes

Desde la organización señalaron que esta trigésima edición fue la más multitudinaria

La trigésima edición de la Festa da Castaña do Courel, celebrada este sábado en Seoane, fue la más multitudinaria de la historia de este certamen, según comentarios realizados por varios miembros de la organización. Los 700 kilos de este fruto otoñal típico de esta sierra se quedaron cortos para atender a la cantidad de personas, que por cientos, se acercaron hasta la localidad para participar activamente en el festejo.

Fue tal la concurrencia que la pequeña localidad de Seoane do Courel estuvo colapsada en lo referente a tráfico, no existiendo casi sitio donde aparcar un vehículo durante buena parte de la mañana y la tarde de la jornada de este sábado.

Además de castañas, el público participante tuvo la oportunidad de comparar otros productos típicos del municipio y de la comarca de Quiroga, ya que se montaron hasta 20 casetas para exponer desde productos alimentarios, pasando por licores y dulces, hasta artesanía.

La alcaldesa courelá, Lola Castro, se mostró encantada con tal grado de participación, que propició, entre otras cosas, que los bares, restaurantes y casas de turismo rural que hay en el municipio estuviesen llenos este fin de semana. Y es que, fiestas aparte, tanto en O Courel como en la Ribeira Sacra se comprueba cada vez más una desestacionalización del turismo, amén de la labor promocional y de actividades que en otoño o primavera diseña el consorcio de turismo.

LAS CASTAÑAS. Turismo aparte y con los ojos fijados en el sector de la castaña, muy importante para la economía de O Courel, tanto productores como industriales de la zona, pero también de otras partes de la Ribeira Sacra, no dudaron en señalar que la de este año fue una de las peores temporadas de las últimas dos décadas para el sector.

La carencia de lluvias y las altas temperaturas provocaron que el fruto fuese escaso y de pequeño tamaño.

Además, las castañas han sufrido, una vez almacenadas, una proliferación inusual de gorgojo. Lola Castro dijo que tuvieron que realizar una selección del fruto para llevarlo al festejo, que está catalogado como Festa de Interese Turístico de Galicia.

Los 700 kilos de castañas de la Festa do Courel no fueron suficientes
Comentarios