miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Lo de la edad es muy elástico

Se hace algo raro que cuatro chicas de apenas quince años se arranquen a formar un grupo de rock con el que versionan a vacas sagradas como la ‘Credence Clearwater Revival’, punkies de la nueva era como ‘Green Day’ o himnos generacionales como el Maldito Duende de ‘Héroes del Silencio’. Pero así es. Se llaman ‘La Ley de Hooke’, son de Ribadeo, estudian todas ellas en el Sagrado Corazón y su afición a la música las llevó a crear un grupo que cuentan que surgió, primero, de su obvio gusto musical y luego de querer tocar canciones que les gustaban alejadas de los estilos musicales que practicaban en otras formaciones de corte más clásico en las que estaban.

Las componentes de este nuevo grupo que se suma a la impresionante nómina de grupos de Ribadeo son Lara Scavuzzo (guitarra), Carmen Rodríguez (batería y voz), Lara Lombardero (bajo) e Irene Pacheco (guitarra). Su nombre de guerra lo eligieron «porque en ese momento estábamos haciendo un trabajo justamente sobre la Ley de Hooke, que es la que mide la elasticidad. Teníamos otros, pero ese nos gustó y lo elegimos».

Aunque tengan quince años no hay que llamarse a engaños, porque las cuatro tienen detrás de sí conocimientos musicales más que suficientes para afrontar este tipo de música, pues todas ellas están en la Escuela Municipal de Música y Danza de Ribadeo, a excepción de Carmen Rodríguez, que estudia en el Conservatorio y se encarga de marcar el ritmo en la batería y cantar, una doble labor que reconoce que es «algo complicada, pero bueno».

Precisamente es Carmen Rodríguez la que tiene compuestos ya algunos temas propios, aunque dice que por el momento no está totalmente convencida «y aún no se los enseñé a las demás».

Eso sí, las cuatro reconocen sin titubeos que a lo que se quieren meter es a cantar temas propios. Están en ello.

De lo que hacen hasta el momento, cuentan que sobre todo les gusta hacer versiones en inglés, a pesar de que cada una de las cuatro tengan gustos musicales que no necesariamente coinciden punto por punto.

Por el momento, ‘La Ley de Hooke’ tuvo dos conciertos «y la gente se sorprendió bastante. Por lo que nos dijeron, les gustó». Dejan el recado de que les gustaría tocar en algún local de su estilo, como puede ser el Mini Bar, aunque conceden que aún deben de mejorar para dar ese paso.

Trabajarán en ello mientras se ganaron ya algunos apoyos, como por ejemplo el de su profesora Begoña Sanjurjo, que las fue empujando desde que se pusieron en marcha. Ensayan en un local de la Casa del Mar y disponen de algún material de la Coral Polifónica de Ribadeo.

Lo de la edad es muy elástico
Comentarios