Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Los agentes hallan a la joven raptada en el Tritón y detienen a dos hombres

Exterior del club Tritón, donde se produjeron los hechos
Exterior del club Tritón, donde se produjeron los hechos
La mujer se puso en contacto con la Guardia Civil cuando fue liberada por sus captores en la estación de autobuses de Santiago

Los agentes de la Guardia Civil que investigan el secuestro que, en la madrugada del viernes, sufrió una joven en el aparcamiento del club Tritón, en O Corgo, la lograron localizar sana y salva, a las siete de la tarde de este sábado, en la estación de autobuses de Santiago. Además, a primera hora de la noche se producían ya los dos primeros arrestros relacionados con este caso y ahora se busca a un tercer implicado.

Los captores habrían decidido liberar a la mujer presionados por el estrecho cerco al que los había sometido la Guardia Civil a lo largo de toda la jornada de este sábado.

Fue la propia joven la que se puso en contacto con la Guardia Civil para anunciar que había sido liberada en la estación de autobuses de Santiago. Inmediatamente, se desplazaron hasta el lugar los agentes de la Benemérita, que la trasladaron a Lugo. Aunque al parecer, la mujer declaró a los agentes que durante su cautiverio no habría sufrido ningún tipo de agresión, estos la trasladaron a un centro sanitario de la capital lucense para ser sometida a revisión. Estaba previsto que también fuese a declarar al juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, este sábado de guardia. Se da la coincidencia de que al frente de este juzgado está Pilar de Lara, precisamente, la misma jueza que llevó la instrucción del caso Carioca, que en el año 2009 se llevó por delante varios burdeles de la provincia.


La voz de alarma sobre la desaparición de la joven la dio una compañera de trabajo al percatarse


La rápida actuación policial fue determinante para la feliz resolución de este caso. Los agentes iniciaron la investigación sin que nadie, ni compañeros de trabajo de la víctima ni familiares, interpusiesen denuncia alguna sobre su desaparición.

Una vez rescatada la joven, de origen rumano, los agentes continuaron con una investigación que los llevó a localizar y detener en Betanzos a dos de los hombres que habrían participado en el secuestro. Presumiblemente, se trata del conductor y el copiloto del vehículo, un automóvil con placas de matrícula búlgaras, en el que se llevaron a la chica. Ahora, las fuerzas del orden buscan al tercer implicado, un exnovio de la mujer, que sería la persona que la habría empujado para obligarla a entrar en el coche.

Si bien los agentes que se encargan de la investigación no descartan ninguna hipótesis sobre este caso, llegando a barajar incluso la posibilidad de que estuviese relacionado con la violencia de género, en las últimas horas la línea que ha cogido una mayor consistencia es que se trataría de un caso de proxenetismo, en la que la víctima podría estar siendo obligada a ejercer la prostitución por parte de alguna red de trata de mujeres.

La voz de alarma sobre la desaparición de la joven la dio una compañera de trabajo al percatarse de que su amiga no había regresado al local después de haber salido a fumar al exterior. Una vez que se comprobó que la mujer no estaba en ninguna de las habitaciones del club, el encargado procedió a revisar las cámaras de seguridad instaladas en la zona del aparcamiento. En ellas vio como un hombre introducía a la fuerza a la mujer en el interior de un vehículo, por lo que alertó a la Guardia Civil.

Los agentes hallan a la joven raptada en el Tritón y detienen a dos...
Comentarios