miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

'Leo' muestra Lugo en plastilina

Carlos Blanco (Foto: Xesús Ponte)
Carlos Blanco (Foto: Xesús Ponte)

El director Fernando Cortizo estaba seguro de que ''era unha pena desperdiciar o talento interpretativo de Xosé Manuel Olveira 'Pico', e Carlos Blanco'', por lo que comenzó el proceso de elaborar una película de animación por el final. En vez de grabar el film con muñecos y contratar actores para que les diesen voz, puso a estos dos actores a interpretar a un ventrílocuo (Pico) y a su ayudante (Blanco) para grabarlos. Sobre la base de esas imágenes construyó los personajes en plastilina para hacer ‘Leo’, el cortometraje que se presentó el martes 16 de diciembre en la Diputación Provincial de Lugo.

Cortizo afirma que se valió de ese método de trabajo ''para dar liberdade de expresión aos actores e para lograr unha animación máis realista''. Añadió que ''en animación tradicional, o personaxe pon un 90% e o actor, un dez, porque soamente pon a voz, mentres que, co método aplicado en ‘Leo’, ambos os dous quedan ao 50% e se confunden personaxe e actor''.

Pico está seguro de que se implica uno mucho más, ''porque ten máis que ver co teatro''. Carlos Blanco coincide con su colega en ese sentimiento mayor de identificación e incluso apunta que, igual que pasa con las películas con actores, ''fas as túas achegas ao guión: eu fixen algunhas suxestións para que o meu personaxe, que ambiciona quitar o traballo ao mestre, fose máis sinistro. Eu penso que a curta gaña con iso''.

Este actor entiende que, al darle al personaje las pautas de caminar o de hablar, ''participas máis no proxecto''.

La búsqueda del realismo, que fue el objetivo tanto del director como de los intérpretes, se ve reforzada por recurrrir al ‘stop-motion’, unha técnica ''na que tes un contacto directo cos bonecos; é algo palpable, artesanal. Ten maxia'', considera el realizador.

Fernando Cortizo vivió nueve años en Lugo ''e me cadrou estar na cidade cando se produciu todo o proceso de derrube do Gran Teatro''. Ese es el motivo de que el edificio de Lugo sea el protagonista de la pieza. ''Hai un proceso paralelo entre a decadencia do ventríluoco e a do Gran Teatro, porque esta curta fala de que as cousas vellas, cando perden o valor, son destruídas, aínda que tamén se refira a que moitos artistas acaban odiando a obra que lles dá o recoñecemento, como o ventríloco odia o seu boneco porque acaba por ter máis sona ca el''.

Apóstolo
A produción de ‘Leo’ corrió a cargo de Artefacto, que dirigen el propio Cortizo e Isabel Rei. La firma lleva dos años trabajando y está especializada en animación con plastilina. Su próximo proyecto será el largometraje ‘O Apóstolo’, en el que están trabajando ya y que se inaugurará en el verano do 2010, coincidindo con que es Año Santo. La financiación se consiguió a través de socios que compran acciones por 30 euros. ''Temos uns 150 e hai mesmo persoas que puxeron seiscentos euros'', comenta el realizador.

Ambientada en el Camino de Santiago, ‘O Apóstolo’ es una historia con misterio, terror, fantasía y humor. Cuenta con actores como Geraldine Chaplin, Paul Naschy, Pico, Carlos Blanco, Celso Bugallo, Luís Tosar, Manuel Manquiña, Jorge Sanz, Isabel Blanco y Vítor Mosqueira, que prestarán sus voces y gestos a sus reproducciones en plastilina.

Lugo vuelve a estar presente en el trabajo de Cortizo. En esta ocasión, un ladrón llega a una pequeña y remota aldea de la montaña lucense para recuperar un botín. Allí descubre que los vecinos hicieron un falso desvío en el Camino de Santiago para atraer peregrinos. Tras pasar el día tratando de localizar la casa donde años atrás un compañero escondiera el botín, llega la noche y Ramón es invitado amablemente a cenar y dormir en la casa de un vecino que le tocó en suerte.

'Leo' muestra Lugo en plastilina
Comentarios