Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Lázaro Louzao: "Calculaba hacer un largo con 35 o así, no con 28 años"

Lázaro Louzao
Lázaro Louzao
Es de Xove, no ha llegado a los 30 y acabó ayer de rodar la primera película LGBTI en gallego, 'Nove de novembro', que ha sido todo un éxito de crowdfunding

Ahora mismo está con el rodaje de Nove de novembro. ¿De dónde surgió la idea?
La idea surje en 2015, allá por septiembre, hace ya casi dos años que empecé a escribir el guion. La idea inicial era crear un paralelismo entre lo que era la macrohistoria y la microhistoria de dos personas, una relación. Hacer el paralelismo de la decadencia de una relación y la decadencia de la Guerra Fría y la caída del muro de Berlín. Al empezar a escribir los personajes fueron cada vez adquiriendo más matices y más texturas. Hubo un punto en el proyecto en el que terminó convirtiéndose en un largo porque ya no cabía en un corto.

¿Cómo comenzó en el mundo de la realización?
Empecé estudiando y haciendo cortos en clase. Fueron creciendo hasta que llegué a Nove de novembro, que es mi primer largo.

¿Pensaba que iba a tardar más en grabar más su primer largo?
No me esperaba hacer un largo con 28 años, yo calculaba que con los 35 o así. Yo quería hacer seis o siete cortos antes del primer largo. Pero como escribí esta historia y fue creciendo pues me dije de tirarme a la piscina. De momento está saliendo perfecto.

¿Qué puede encontrar la gente que no pertenece al colectivo en esta película?
Se puede encontrar una historia de desamor, muy natural, que se identifica uno mismo con lo que le pasa a los protagonistas. Cuando estaba ensayando estos meses con los actores me comentaban que muchas escenas les recordaban a rupturas que habían tenido ellos en su vida. En ese sentido, todos amamos igual. No todos somos iguales porque algunos amores cuestan y hay que pelearlos más, pero la forma de amar es la misma.

Ha grabado en espacios de A Coruña como el Barrio das Flores o el bar Claro Boba! ¿Qué criterio ha elegido para seleccionar las localizaciones?
Buscábamos ese ambiente gris e industrial de finales de los 80, de la reconversión industrial, de los años que eran un poco grises que no eran muy bonitos, en realidad. Queríamos buscar esa estética y rodaremos en el Barrio das Flores y en Elviña.

"A mí Bowie siempre me ha influenciado muchísimo y siempre ha sido como la banda sonora que me ha acompañado en las fases creativas"


¿Cuánto tiempo se ha dedicado a la localización?
La localización se ha hecho más o menos en los huecos que hemos ido teniendo entre el resto de fases de la preproducción, pero como yo también vivo en A Coruña en los ratos que tenía entre una cosa y otra me acercaba a las localizaciones una a una hasta reunirlas todas. No hubo un periodo de localización.

¿Consiguió colaboración por parte del colectivo LGTBI en A Coruña?
A la hora de difundirlo y de llegar al mayor número de personas sí que colaboraron un montón. Económicamente no, porque para los colectivos es imposible. Ya para hacer sus propias actividades apenas tienen, pero en la difusión colaboraron.

¿Qué relevancia tiene crear la primera película LGTBI en gallego?
La relevancia es que por fin hay una. Lo ideal sería que no se quedase aquí la cosa, que hubiese más. Yo voy a seguir haciéndolo, seguramente también haga otro tipo de temáticas, pero no va a ser mi única película LGTBI.

¿Faltan referentes?
Claro, lo que no se representa no existe. Entonces claro que faltan. Es necesario que se nos represente en el cine español, en el cine gallego, en todos los idiomas y en todas las sociedades.

Llevar adelante este proyecto ha sido bastante complicado, empezando por la financiación con crowdfunding. ¿Lo considera un proyecto personal?
Es un proyecto personal a todos los niveles, un salto cualitativo para mí en producción, en horas de trabajo. Es personal por la temática que tiene, a todos los niveles.

¿Cómo fue lanzarse a una campaña de recogida de dinero? ¿Pensó que fuese a tener tanto éxito?
No; la verdad es que me sorprendió gratamente, todo el impacto que tuvo y, sobre todo, los medios. Lo que más me sorprendió en la fase de preproducción fue la respuesta de los medios. No me esperaba para nada la visibilidad.

¿Le ha inspirado alguna película o algún director para la realización de esta cinta?
Siempre hay cosas en las que te inspiras. Me fijé mucho en las películas que tienen una estrucutra similar. Por ejemplo, Weekend (Andrew Haigh, 2011), que también es la historia de unos días en la vida de dos chicos. Luego también otras más alejadas como Querelle (Rainer Werner Fassbinder, 1982), que tiene una presencia bastante importante y, sobre todo, lo que más me inspiró, a pesear de no ser cine, fue la música de David Bowie.

¿Por qué exactamente la música de Bowie?
No lo sabría decir cómo. A mí Bowie siempre me ha influenciado muchísimo y siempre ha sido como la banda sonora que me ha acompañado en las fases creativas.

Lázaro Louzao: "Calculaba hacer un largo con 35 o así, no con 28 años"
Comentarios