domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

Las redeiras se preparan para su acreditación profesional

Las 16 integrantes de la asociación de redeiras Cabo Burela, participarán durante varias semanas en una serie de cursos destinados a lograr su acreditación profesional y así poder dignificar este oficio donde el intrusismo profesional está siempre presente. La acreditación profesional es una iniciativa reciente que parte de la federación gallega de redeiras y está destinada «a eliminar la competencia desleal», indica María Jesús Alonso, presidenta de la agrupación burelesa.

«Tenemos que acreditar que sabemos trabajar todo tipo de artes, una vez que logremos esta acreditación podremos reclamar con más razón todavía nuestros derechos frente al intrusismo». Por ello, gracias a la subvención aportada por el Grupo de Acción Costeira (GAC), desde el miércoles las integrantes de la asociación podrán participar en tres cursos formativos según sus necesidades: el primero sobre artes menores, un segundo dedicado a las redes del cerco y finalmente, el más interesante, que se celebrarán desde el 2 al 13 de mayo, destinado a los aparejos de arrastre. El arreglo y confección de la redes del arrastre es un oficio tradicionalmente ejercido por los hombres al considerarse un trabajo pesado, «pero que no tenemos ningún problema en realizar», dice Alonso.

El trabajo de redeira está infravalorado; empatar 1.000 anzuelos se paga con nueve euros y confeccionar una volanta, en la que se emplean 5 o 6 horas, se realiza por unos 16 euros. « Tenemos que conseguir que se valore nuestro oficio, invitamos a los armadores a ver como trabajamos y además respondemos de lo que hacemos, se sabe quien hace cada trabajo y respondemos de ellos».

Los precios que se cobran por cada labor vienen marcados por las casas de efectos navales. «Nosotras no podemos cobrar precios superiores ya que entonces no serían competitivos, además por otro lado existe la gente que no está asegurada y cobra menos», explica la presidenta. En estos momento existe un carga suficiente de trabajo para incluso necesitar más rederas , aunque la poca cotización económica de este trabajo hace que el relevo generacional no se produzca, «es difícil atraer a gente joven con sueldos que no superan los 400 euros» .

Las redeiras se preparan para su acreditación profesional
Comentarios