miércoles. 24.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 24.07.2019
El tiempo

Las joyas lucenses de la corona

Campus universitario de Lugo
Campus universitario de Lugo
Varias titulaciones del Campus Terra han quedado entre las mejor valoradas a nivel nacional en el U-Ránking, una fuente de satisfacción en un campus que, como la universidad en general, está obligado a ser cada vez más dinámico

La última edición del URánking cayó como una bomba de alegría sobre el Campus Terra. En este estudio comparativo de las titulaciones universitarias a nivel nacional elaborado por la fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) cuatro de los quince grados de la sede universitaria lucense encabezan el listado, otros dos se sitúan en los segundos puestos de su especialidad y el resto, aun sin estar en lugares tan significados, ocupan lugares muy dignos en la clasificación nacional. Entre la cabezas de podio se encuentran Veterinaria, Enxeñaría de Procesos Químicos Industriais, Ciencias da Cultura e Difusión cultural y Enxeñaría Forestal. A su lado, solo un peldaño más abajo, Enxeñaría Civil y Enxeñaría en Xeomática e Topografía.

En algunos casos son titulaciones con una larga trayectoria en el campus y en otros, casi recién creadas, pero a través de ellas se pueden comprender los vaivenes del mercado de trabajo, que va pidiendo nuevas especialidades e incluso, a veces, nuevos perfiles profesionales cada vez con mayor frecuencia. "Hace treinta años, cuando empezó Veterinaria, los alumnos pensaban en dedicarse a la clínica de animales de producción o a la función pública, la clínica de pequeños animales era impensable. Hoy, sin embargo, es la principial vocación de nuestros alumnos", explica Germán Santamarina, decano de la facultad de Veterinaria, que recomienda a los futuros profesionales que amplíen sus miras y contemplen todas las posibilidades que ofrece esta profesión: desde la salud pública y la sanidad animal en el sector público hasta la clínica de animales de producción e incluso ámbitos nuevos donde también pueden tener competencias, como el piscícola. "Ahí entramos en competencia con los biólogos, pero si hay que manejar medicamentos, el que puede hacerlo es el veterinario", indica.  La tendencia a la especialización, añade, se acrecienta: "Con la diplomatura europea o americana un veterinario puede especializarse en neurología, radiología, etología y un amplio etcétera, es la superespecialización, inimaginable hace años", indica.


Algunas de las carreras mejor valoradas tienen una larga trayectoria en el campo, pero otras son recientes incluso en España


El grado en Enxeñaría Forestal es también el caso de una profesión bien establecida que ha ido asumiendo nuevas atribuciones, al hilo de un mundo cada vez más preocupado por la sostenibilidad. Estos profesionales "son los responsables de garantizar la gestión sostenible de la flora y la fauna de los bosques, el abastecimiento de materias primas renovables, la conservación de la biodiversidad, la prevención y extinción de incendios, la lucha contra el cambio climático, la regulación hídrica para evitar la la pérdida de suelo; el control biológico, la calidad del aire, la gestión de residuos y el control de la contaminación", apunta el coordinador del grado, Guillermo Riesco acercad de los campos laborales en los que los ingenieros técnicos forestales, profesión para la que capacita este título, ejercerán su trabajo.

NUEVAS PROPUESTAS. A veces, la presión del mercado de trabajo contribuye no solo a la especialización, sino a la conversión completa de un título, como es el caso de la licenciatura en Humanidades, que se convirtió en el grado en Ciencias da Cultura e da Difusión Cultural para formar profesionales orientados a la gestión cultural, un perfil que hasta hace poco tiempo cubrían técnicos "cunha formación heteroxénea", indica Gonzalo Fernández, coordinador de este título, que solo se ofrece en otras tres universidades y que, junto con el máster que le da continuidad, es único en Galicia.

El campo natural de trabajo de estos profesionales son los museos, archivos, bibliotecas y empresas culturales de diversa índole, así como la mediación cultural o la organización de eventos culturales. Este año saldrá la cuarta promoción y, según su coordinador, los egresados "están tendo unha acollida boa" en el mercado laboral y las asociaciones profesionales del sector muestran un gran interés por colaborar e interactuar con la facultad.

PROCESOS QUÍMICOS. En algunos casos, el proceso de Bolonia llevó a rebautizar titulaciones bien asentadas, lo que tuvo en efecto negativo en la captación de alumnado. Es el caso del grado en Enxeñaría de Procesos Químicos Industriais, antigua Ingeniería Técnica Industrial especialidad en Química Industrial, que sufrió un bajón de matrícula cuando se reconvirtió, aunque ha ido recuperándose. También le jugó en contra el hecho de perder la singularidad que tenía en la USC a favor del grado en Enxeñaría en Química Industrial, al que ha superado en el U-Ránking. Las dos titulaciones preparan para la misma profesión: ingeniero técnico industrial, que tiene el 100% de atribuciones en la rama específica química y algo menores en otros ámbitos de la ingeniería industrial, explica el decano de Ciencias, José Manuel Martínez Ageitos.

"Las competencias de esta titulación son tan amplias que cuando empiezo a enumerarlas la gente no me cree", dice Ageitos, que señala que en todos los procesos de la industria alimentaria, química, petroquímica, textil y un largo etcétera estos profesionales asumen la responsabilidad de los procesos químicos, pero también de las instalaciones eléctricas, de aire, tratamiento de residuos, optimización de energía, etc...

Las joyas lucenses de la corona
Comentarios