Las jornadas de Expomar analizaron los retos para la comercialización

Jornadas técnicas de Expomar, en la cofradía de pescadores de Burela. (Foto: Antonio López)
photo_camera Jornadas técnicas de Expomar, en la cofradía de pescadores de Burela. (Foto: Antonio López)

La actividad extractiva de la pesca no tiene sentido sin una correcta comercialización de sus productos, por eso, las jornadas técnicas de Expomar abordaron ayer los nuevos retos que tiene que abordar el sector en este sentido.

El primer ponente en plantear sus tesis fue el gerente de Merka Oiartzun, Martín Aguirre, que dado su puesto unió el destino de los pescadores al de los mayoristas y criticó con dureza las limitaciones impuestas a la pesca española derivadas de políticas que se remontan a los años setenta. Además, se mostró especialmente crítico con las importaciones: «No dudamos de las importaciones en aquellos productos deficitarios, incluso del pescado fresco, pero las trabas burocráticas para ejercer la pesca se contraponen con la facilidad para entrar en nuestro mercado pescado de todo el mundo sin apenas exigencias», expuso.

ANTONIO VEIGA
«É preciso abrir novas vías de negocio»

El vicepresidente de la Diputación de Lugo, Antonio Veiga, fue el encargado de clausurar las jornadas de este año y durante su intervención hizo un llamamiento a todas las administraciones públicas para apostar por los sectores pesquero y conservero e impulsarlos como motores del estímulo económico. «A pesca no noso país ten potencial suficiente para continuar medrando, abrir novas vías de negocio e crear postos de traballo», aseguró y añadió que los poderes públicos «deberán colaborar na elaboración dun plan de impulso económico que respecte o desenvolvemento sostible dos recursos do mar e teña, entre outros obxectivos, a busca de valor engadido».

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios