miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

La Xunta no recurrirá el fallo que anula la paralización urbanística en Barreiros

El PPdeG rechazó este jueves recurrir ante el Tribunal Constitucional la sentencia del Tribunal Supremo que anula, por defectos de forma, el decreto mediante el cual el gobierno bipartito intervino el urbanismo de Barreiros (Lugo) en 2007. El portavoz de los populares en la materia, Román Rodríguez, argumentó que las sentencias no son recurribles ante este órgano.
La propuesta, presentada por Alternativa Galega de Esquerda (Age) de presentar el recurso, fue debatida en la Comisión de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente e Servizos del Parlamento, y tanto PSdeG como BNG la respaldaron.

El autor de la iniciativa, Antón Sánchez (Age), consideró que la sentencia permitió que se viese "la verdadera cara al PP", en alusión a declaraciones del alcalde de la localidad, Alfonso Fuente Parga, que se declaró satisfecho tras conocer el fallo que anulaba la decisión del bipartito. El Gobierno de PSdeG y BNG intervino el urbanismo e implantó unas normas más restrictivas para un municipio de unos 3.300 habitantes en el que se autorizó la construcción de 5.8000 viviendas.

No obstante, una sentencia del TS anuló la intervención por defectos de forma debido a que las nuevas normas no se sometieron a información pública, algo a lo que la ley gallega no obliga, según defendió Antón Sánchez, que pidió al PP que denuncie "la inaplicación de una ley gallega" en el fallo.

El diputado de Age se mostró en contra de que se pueda indemnizar a los promotores, opinión que compartió la portavoz del BNG en el debate, Ana Pontón. La parlamentaria nacionalista consideró que dar alguna indemnización con dinero público sería "una malversación" a juicio de su formación. La sentencia, añadió, "no cambia nada" y alude a un defecto de forma, pero "las bases sobre las que se asienta la suspensión del bipartito tienen plena validez".

Por su parte, el diputado del PSdeG José Antonio Sánchez Bugallo afirmó que el modelo de Barreiros le parece "un desastre", como lo eran también el urbanismo de Teo y el de Oroso. La diferencia, añadió, es que en los dos municipios coruñeses la Xunta les pasó la responsabilidad y les exigió hacer un plan general de ordenación, mientras en Barreiros el propio Gobierno hizo "una ordenación provisional".

El portavoz del PPdeG en el debate, Román Rodríguez, rechazó, sin embargo, acudir al TC puesto que está "regulado" qué tipo de asuntos se le pueden plantear y "no cabe recurso de inconstitucionalidad contra una resolución judicial", puesto que no es una norma. En cualquier caso, Rodríguez opinó que la decisión de no exponer el texto al público "no es menor", puesto que los cambios afectaban "a miles de personas". La paralización del urbanismo en Barreiros, incidió, provocó "efectos perversos y consecuencias negativas en el ámbito económico, laboral, social y paisajístico". El popular defendió que, en cualquier caso, los planes del municipio "responden a una aspiración legítima de la clase media: tener una segunda vivienda en el litoral". No obstante, rechazó que en el PP estén "contentos" por la decisión del TS.

Sánchez replicó calificando de "alucinante el cinismo del PP cuando dice que el problema fue causado por tratar de parar una concesión ilegal de licencias y no por la concesión ilegal". Además, tachó de "mentira" que no se pueda recurrir al Constitucional y afirmó que "el PP suspendió las normas [urbanísticas] en Ourense sin exposición pública".

La Xunta no recurrirá el fallo que anula la paralización...
Comentarios