miércoles. 30.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 30.09.2020
El tiempo

La Xunta estudia exportar el modelo formativo de la cárcel de Bonxe

El director xeral de Formación Profesional e Ensinanzas Especiais, Antonio López, anunció este viernes en el Parlamento gallego que está en estudio ampliar a todas las penitenciarias gallegas el modelo de formación de reclusos que actualmente se desarrolla en la prisión lucense de Bonxe (ciclos formativos) con resultados "muy positivos", dijo. El objetivo fundamental es lograr la reinserción laboral de estas personas cuando queden en libertad.

Antonio Vázquez, que intervino en la Comisión de Educación y Cultura para dar respuesta una pregunta formulada por el socialista Guillermo Meijón Couselo, informó de que además de formación básica, en las cárceles de la comunidad autónoma se imparten enseñanzas de lengua gallega y castellana para inmigrantes y se trabaja en iniciativas "altamente profesionalizantes", señaló.

Entre las últimas iniciativas destacó la creación de cinco centros de adultos en las prisiones, a los que se dotó de los correspondientes cuadros de personal.

En relación con las actividades profesionales y laborales, Antonio López destacó que en la prisión de Bonxe hay unas instalaciones para la formación en el apartado de la construcción de muebles y trabajo de la madera en general, un "sector que demanda trabajadores", indicó, por lo que la Consellería de Educación autorizó que se impartiese un ciclo de grado medio en la especialidad.

En la actualidad son 14 los reclusos que siguen estas enseñanzas, en una iniciativa que aseguró que "es pionera" tanto en Galicia como en el conjunto del Estado.

Advirtió, no obstante, de que para impartir estas enseñanzas "hay que utilizar especiales medidas de seguridade", incluso "extremas", por el tipo de herramientas y maquinaria con la que se trabaja y por las condiciones especiales de los estudiantes.

En cuanto a los estudios que se ofertan actualmente en los centros penitenciarios autonómicos, Antonio Vázquez aludió a cinco acciones formativas centradas en las enseñanzas básicas iniciales (alfabetización y educación y Educación Primaria para adultos), con 161 presos matriculados en el nivel 1 y 187 en el nivel 2; 305 internos en la Enseñanza Secundaria Obligatoria; 35 en Bachiller; y 225 personas inmigrantes estudiando gallego y castellano, con un número que indicó que "vai en aumento".

A ellos hay que unir los 14 internos de Bonxe centrados en el ciclo formativo de grado medio de madera y mueble, lo que supone un total de 927 presos desarrollando alguna actividad educativa en las cárceles gallegas.

La Xunta estudia exportar el modelo formativo de la cárcel de Bonxe
Comentarios