Miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo
Miércoles. 22.11.2017
El tiempo

La Xunta eliminará 50 reses de una ganadería de Riotorto por un caso de tuberculosis

José Lamas atiende su explotación
José Lamas atiende su explotación
José Lamas no aceptó la oferta de 18.000 euros por sus animales y cerrará la explotación. Medio Rural justifica la decisión en que se trata de una enfermedad de todo el rebaño

José Lamas Doval, ganadero de una aldea de la parroquia riotortense de Galegos, está a punto de tener que dar un giro a su vida. Todo empezó cuando en abril dos de sus vacas dieron positivo en la prueba de la tuberculina, aunque luego solo se confirmase la enfermedad en uno de los animales. A partir de entonces empezó una odisea para tratar de que la Consellería de Medio Rural no elimine la totalidad de sus reses a cambio de 18.000 euros, una cantidad que considera insuficiente. Pero en todo caso, aclara que "non se trata dunha cuestión de cartos, trátase dunha cuestión dun medio de vida. Vivo nunha aldea na que só quedo eu. Non hai ninguén máis. Teño 56 anos e por unha vaca que deu positivo queren sacrificarme as trece que teño aquí, trece cabras e vinte ovellas, e eso que din que as ovellas non a transmiten".

Fuentes de la Consellería de Medio Rural contestaron ayer a la situación de este ganadero y aunque las cifras que manejan de número de animales no coinciden con las de José Lamas, básicamente sostienen que en el caso de la tuberculosis su política es "moi estrita" y siguen el principio de que no se trata de una enfermedad de un animal en solitario, sino de un rebaño completo, que es muy difícil de erradicar totalmente y que por lo tanto cuando se detecta un animal enfermo en una explotación se eliminan todos y se conceden ayudas al propietario.

Lamas Doval afirma que llegó a sentirse intimidado por el trato que le dispensaron algunos de los responsables autonómicos que se desplazaron hasta su explotación en este tiempo y dice que no atienden a planteamientos básicos: "Como sei que os meus animais están ben, cheguei a propoñer pagar eu a proba da tuberculose para todos os animais as veces que faga falla, pero non me deixan", lamenta. La Xunta opone que hacen esto porque "a tuberculose bovina é unha enfermidade infectocontaxiosa de alta difusión, de difícil detección e de prolongada persistencia no medio".

Ahora el afectado se encuentra ya en un punto de no retorno porque le dieron de plazo hasta el lunes para tener a todos sus animales sacrificados, lo que asegura que no va a hacer, "así que non sei que vai a pasar". Se puso en contacto con el alcalde, el popular Clemente Iglesias, "que me dixo que esto non podía ser e que non había dereito, pero non volvín saber nada del".

El ganadero cree que en general "aos alcaldes e aos políticos éncheselles a boca de falar de potenciar o rural, pero a realidade é que non fan nada. Esto non pode ser. Temos que estar máis protexidos porque esta é unha situación ilóxica de todo". Deja además muy claro que "se ao final me sacrifican todos os animais, eu marcho: Que vou facer aquí? Non teño nada que facer e non vou seguir coas vacas de leite, eso seguro. Pouco a pouco, todo esto está quedando abandonado de todo", dice.

La Xunta le recuerda que puede solicitar "tres indemnizacións: polo sacrificio obrigatorio das reses, polo lucro cesante e axuda para a reposición das reses sacrificadas. E proporciónalle o servizo de limpeza e desinfección".

La Xunta eliminará 50 reses de una ganadería de Riotorto por un...