jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

La UE pide que se investigue la brutal represión contra los manifestantes

La Unión Europea (UE) criticó hoy el "uso excesivo de la fuerza" contra los manifestantes por parte de la Policía turca y urgió a investigar y perseguir a los responsables, al tiempo que pidió al primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, diálogo para responder a las protestas.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, aseguró en una intervención ante el Parlamento Europeo (PE) que las prácticas policiales utilizadas en Estambul son "motivo de gran preocupación" para la Unión. "Hemos visto demasiados ejemplos de uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía", dijo Ashton, que subrayó el carácter "mayoritariamente pacífico" de las manifestaciones. Por ello, pidió que se investiguen "rápidamente" esos abusos y que se castigue a los responsables.

La diplomática británica señaló, en concreto, la "gran ofensiva" de anoche para desalojar a los manifestantes de la plaza Taksim de Estambul y el "uso intensivo de cañones de agua y gases lacrimógenos".

Ashton se mostró "sorprendida" por la escasa cobertura de las protestas de la plaza Taksim por muchos medios de comunicación locales y afirmó que la libertad de prensa es "un motivo de preocupación en Turquía". Además, opinó que el encuentro ofrecido por Erdogan a representantes de los manifestantes "es una oportunidad para mostrar diálogo, tolerancia y respeto mutuo".

La alta representante mostró su confianza en que el Gobierno sea capaz de responder correctamente al desafío que se le presenta y destacó la necesidad de que Ankara tenga en cuenta "las expectativas de aquellos que no se sienten representados", a pesar del gran respaldo electoral con el que cuenta el Ejecutivo. Asimismo, resaltó que la Unión Europea no debe dar la espalda a Turquía en estos momentos, sino, al contrario, reforzar su diálogo con el país y seguir avanzando en las negociaciones de adhesión. "Nuestra relación con Turquía nos da una oportunidad única para influir, si la usamos", insistió.

Durante el debate posterior en el PE, una mayoría de eurodiputados se mostró mucho más crítico con las autoridades turcas y con la actitud de Erdogan hacia los manifestantes. "Condenamos la violencia (...) y condenamos la respuesta ignorante y autócrata del señor Erdogan", dijo el portavoz del grupo Socialista, Hannes Swoboda.

El eurodiputado austríaco, líder de la segunda fuerza de la Eurocámara, recalcó que la UE ha de decir claramente al Gobierno turco que, si quiere ser parte de Europa, debe "detener la brutalidad inmediatamente".

En nombre del Partido Popular Europeo (PPE), la parlamentaria Ria Oomen-Ruijten criticó el poco tacto de Erdogan a la hora de enfrentarse a las protestas y subrayó la necesidad de que el Gobierno tenga en cuenta las posiciones de las minorías, a pesar de su amplio respaldo electoral.

El líder liberal, Guy Verhofstadt, atacó a Ashton por haber elegido ser "ambivalente ante una clara violación de los derechos fundamentales por parte de un Estado".

El ex primer ministro belga criticó el "creciente deterioro de las bases de la democracia" en Turquía y denunció que a día de hoy el país es "la mayor cárcel de periodistas" del mundo.

En respuesta a la situación en el país, varios eurodiputados abogaron por frenar las negociaciones de adhesión con Ankara, mientras que otros, al contrario, pidieron reforzarlos para hacer valer los puntos de vista europeos.

Esa última fue la postura defendida por el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, quien urgió a abrir cuanto antes nuevos capítulos de negociación con Turquía, un proceso que en los últimos años ha estado prácticamente paralizado por la postura de algunos Estados miembros. "Este es un momento importante para un país importante", insistió Ashton, que defendió la necesidad de "seguir avanzando en el diálogo" con Ankara.

La UE pide que se investigue la brutal represión contra los...
Comentarios