Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

La UE despejará hoy las dudas sobre el desvío fiscal de España

La oficina de estadística comunitaria, Eurostat, confirmará hoy si el desvío fiscal de España en 2011 fue de dos puntos y medio como anunció el Gobierno de Mariano Rajoy, al llegar el déficit al 8,51 % del PIB frente al 6 % previsto.
 
Eurostat dará a conocer las cifras oficiales del déficit de los Veintisiete durante 2008-2011, así como las de la deuda pública, en un ejercicio que constituye el primer paso de cara a las previsiones económicas comunitarias de primavera y las recomendaciones por países, esperadas para el 11 y el 30 de mayo, respectivamente.
 
La Comisión Europea nunca ha dudado abiertamente del desvío fiscal español de 2011, pero sí ha manifestado su incomodidad por el baile de cifras y el aumento gradual del déficit a raíz del cambio de Gobierno en España.
 
Bruselas se mostró además reticente a aceptar una flexibilización del objetivo de reducción de déficit para este año antes de conocer los datos consolidados que publica mañana Eurostat, si bien finalmente y ante la presión española, que llegó a anunciar unilateralmente una meta del 5,8 %, accedió a dar cierto margen.
 
Aceptó, en concreto, que los esfuerzos españoles por rebajar el déficit este año se detengan en el 5,3 % -cinco décimas menos de lo que quería España, pero nueve por encima del 4,4 % pactado en un principio-.
 
Para 2013, en cambio, el objetivo de déficit se mantuvo en el 3 % del PIB.
 
El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó esta semana que España reducirá el déficit en 2012 al 6 % y en 2013 al 5,7 %, en ambos años por encima de las previsiones del Gobierno español pactadas con la Unión Europea (UE).
 
De hecho, no alcanzaría el 3 % acordado con la CE para el año próximo antes de 2018, pero fuentes comunitarias reiteraron su confianza en el presupuesto español y las medidas de recorte que incluye, y sostuvieron que "el FMI también se equivoca".
 
Las cifras de Eurostat permitirán al Ejecutivo comunitario afinar su cálculo con vistas a la presentación de las perspectivas económicas de primavera que incluirán datos de todos los países miembros sobre el crecimiento, la inflación y el empleo, entre otros indicadores.
 
La publicación estadística comunitaria de mañana, que en realidad no es más que una mera compilación de los datos remitidos por las capitales europeas a Bruselas, sí tiene un valor simbólico porque oficializa los anuncios de desvío de las cuentas españolas.
 
La Comisión Europea ha propuesto esta semana revisar las normas que regulan la recogida y gestión de datos estadísticos en la UE para garantizar su calidad, independencia y fiabilidad y evitar que se repitan escándalos como el falseamiento de los datos fiscales que Grecia enviaba a Bruselas.
 
"Dependemos de datos sólidos para tomar decisiones sólidas", afirmó el comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Semeta, y explicó que las estadísticas no sólo alertan de los puntos débiles del sistema económico y social europeo, sino que son la base para encontrar soluciones y medir el progreso hacia la sostenibilidad.
 
Más allá de la publicación estadística de mañana, los gobiernos nacionales deben enviar a Bruselas antes de finales de mes sus planes nacionales de reformas, así como sus programas de estabilidad y de convergencia (estos últimos para países no miembros del euro).
 
Sobre la base de toda esa información, la CE formulará a finales de mayo recomendaciones por países, dentro del marco del Semestre Europeo, que guiarán las políticas económicas de los Veintisiete en los próximos años.

La UE despejará hoy las dudas sobre el desvío fiscal de España
Comentarios