La turbiedad y el sabor del agua de la traída alarman a los ribadenses

Rotura de parte de la traída principal del agua, en Ribadeo. Foto: AMA
photo_camera Rotura de parte de la traída principal del agua, en Ribadeo. Foto: AMA

Los ribadenses están cada vez más preocupados por la calidad del agua. La turbiedad con la que sale del grifo la proveniente de la traída llegó a dañar las calderas de algunas viviendas y desde hace al menos un mes, son muchos los vecinos que se quejan del fuerte olor que desprende y de su mal sabor. El alcalde, Fernando Suárez, reconoce haber recibido críticas en este sentido, pero tranquiliza a la población al asegurar que «es apta para el consumo».

«Tivemos queixas veciñais durante as últimas semanas pola auga -reconoce Suárez-. Trasladeinas á empresa adxudicataria, Viaqua, desde onde me deron un informe sobre o seu estado e está nos parámetros marcados pola lei para o consumo, polo tanto non hai ningún tipo de perigo», confirma

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios