Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

La propuesta de convenio no garantiza el cobro por parte de los jugadores

La propuesta de convenio que ha trasladado la administración concursal al Deportivo no garantiza a los jugadores que vayan a cobrar la totalidad de lo que les deben, pero sí les ofrece mejores condiciones que a los acreedores de su clase, y al ser la quita inferior a un tercio, no se abriría pieza de calificación para el consejo de administración.

Que no garantice a los jugadores las cantidades que han reclamado en sus denuncias podría conducir al Deportivo al descenso administrativo, porque la plantilla no quiere renunciar a percibir el cien por cien de sus emolumentos y lo que se les ofrece es el derecho inmediato a recibir el sueldo desde del 11 de enero, fecha de entrada en concurso, a junio.

De las cantidades anteriores, las que les corresponden de julio de 2012 a enero de 2013, no se les daría la totalidad, sino que quedaría sujeta a quita y espera, pero, eso sí, se les daría "un trato singular y mejor que al resto de acreedores de la misma clase".

En ese escenario, si los jugadores no se conforman con esos privilegios y no retiran sus denuncias, como muy tarde, mañana miércoles, el club seguiría en riesgo de sufrir un descenso administrativo.

Sin embargo, el juez del concurso, en una providencia que ha emitido hoy, advierte a la Liga de Fútbol Profesional de que el club no puede abonar a sus jugadores en este momento las deudas anteriores al concurso porque iría contra lo que dice la Ley Concursal y abre la posibilidad de que se adopte una medida cautelar que frene el descenso administrativo.

Por otra parte, la propuesta que han concretado los acreedores del Deportivo establece una quita del 33 por ciento y ese porcentaje roza el límite para la apertura de la fase de calificación (33,3 %), en la que se determina la responsabilidad de los administradores de la entidad en función de que se considere el concurso fortuito o culpable

No obstante, la quita estaría condicionada a la aprobación de una ampliación de capital antes del 30 de noviembre por importe de 26 millones de euros para cubrir su déficit patrimonial.

Si antes del 30 de junio de 2015 no se ha desembolsado el 25 % de la ampliación, la quita se elevaría al cincuenta por cien.

En cuando a los plazos del convenio, los créditos ordinarios se pagarían en 10 años y una vez pagados éstos, los subordinados se abonarían en los diez años posteriores.

Los créditos de privilegio especial y general, que no estarían sujetos a quita, se devolverían de acuerdo con otro calendario a 10 años paralelo al anterior.

La propuesta de convenio no garantiza el cobro por parte de los...
Comentarios