jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

La otra cara de la moneda

Los propietarios de perros de razas de perros potencialmente peligrosas dicen que la clave reside en educar y sociabilizar al animal.

ANA LÓPEZ MARCOS: "El dóberman es un perro con buen carácter, simpático y muy payaso"
Mascota: Dóberman.
Edad: Seis años.
Dice que siempre ha tenido perros, pero estaban en una finca. Sólo a los dos últimos se los llevó a vivir con ella a su piso, y ambos coinciden en la raza: dóberman. Ana López asegura que está encantada con ellos "porque tienen disposición para aprender y buen carácter, son perros simpáticos, muy payasos y una buena compañía siempre que estés dispuesto a prestarles la atención que necesitan, educándolos y sociabilizándolos. Ana considera "injusta" la imagen que se tiene de estas razas y ejemplifica que "yo siempre llevo a mi perro atado por la calle y muchas veces se me acercan otros pequeños, sueltos, que son los que nos acosan a nosotros", termina.

JOSÉ LUIS MÉNDEZ ÁLVAREZ: "El problema no es la raza sino la mala educación del perro, culpa del dueño"
Mascotas: Dos dóberman.
Edades: Dos y tres años, respectivamente.
José Luis Méndez es el presidente de la Asociación Amigos del Dóberman de Galicia. Lleva 26 años teniendo perros de esta raza porque "se adaptan a la perfección como animal de compañía, pero hay que dedicarles tiempo, en mi caso tres o cuatro horas diarias". Insiste en la necesidad de sociabilizar al cachorro, haciéndolo relacionarse con otros perros y personas. "Es la base para que no sean agresivos. Un perro que está aislado, el día que sale se encuentra con que todo es nuevo, su instinto lo interpreta como una amenaza para ellos y atacan", explica.

CARLOS RODRÍGUEZ: "Non se pode criminalizar a determinadas razas e mirarnos como asasinos"
Mascotas: Dóberman, rottweiler y pastor alemán.
Edades: Siete, doce y ocho años.
Carlos Rodríguez tiene perros de razas potencialmente peligrosas "dende hai case 20 anos e edúcoos a todos igual, teñen que facer o que eu diga e saber como comportarse na casa e na rúa". En cuanto a los ataques, recuerda que, pese a la alarma generada, el porcentaje es "baixo con respecto ao número de animais" y apunta que "ten que haber control sobre todos os cans e esixir responsabilidade aos donos. O que non se pode é criminalizar a unhas determinadas razas e que a xente nos mire como asasinos".

DAVID LÓPEZ NOYA: "Siento la reprobación de la gente en la calle y me produce vergüenza"
Mascota: Dóberman.
Edad: Cinco años.
Su perro vive con él en un piso, por donde pasan con frecuencia sus pequeños sobrinos, "y nunca he tenido ni el más mínimo problema, porque está bien cuidado y educado". Pero reconoce que, con los últimos sucesos, "siento la reprobación de la gente en la calle y me avergüenzo. Por culpa de unos cuantos irresponsable pagamos el pato quienes tenemos a los animales en condiciones", y añade que "la ley debe endurecerse y tiene que haber más control sobre todos los perros, yo no tendría inconveniente en que un policía me parase por la calle y me pidiesa la documentación del animal".

PAVÍS IGLESIAS FOUCE: "No son especialmente agresivos, pero en un ataque son muy fuertes"
Mascota: Fila brasileño.
Edad: Seis años.
Siempre había tenido perros grandes, de razas como el gran danés o el pastor alemán, y el fila brasileño llegó en forma de regalo para su hija. Pavís Iglesias destaca de su perra que "es muy cariñosa, sobre todo con los niños, aunque no los conozca, pero a los adultos les planta cara". Por ello, el animal no sale de su finca y cuando llegan a ella desconocidos se lo lleva, precauciones añadidas a todas las que le obliga la ley por tratarse de una raza potencialmente peligrosa. Considera que la diferencia entre éstas y otras razas "no está tanto en el comportamiento general, ya que no son especialmente agresivos, sino en el caso puntual de un ataque, porque son animales potentes".

La otra cara de la moneda
Comentarios