viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

La Ora y las licencias son los únicos servicios con superávit

Parquímetro de la Ora en Viveiro (Foto: José Mª Álvez)
Parquímetro de la Ora en Viveiro (Foto: José Mª Álvez)

Los servicios económicos del Concello de Viveiro realizaron un informe sobre el coste de algunos servicios públicos que ofrece el ente local, a fin de incluirlo en la elaboración del plan de ajuste que debe realizar el interventor antes del día 30 para dar cumplimiento al decreto del Gobierno central. En este documento, cuyo contenido dio a conocer ayer el alcalde, Melchor Roel, constan como únicos servicios con superávit la Ora y la tramitación de licencias de obra.

El informe incluye los ingresos y gastos de las instalaciones deportivas, el cementerio, la plaza da abastos, el conservatorio, la ayuda en el hogar, las licencias urbanísticas, el teatro, la grúa, la Ora y la piscina. Todos ellos tienen unos costes anuales de 1.791.157 euros y el Concello solo percibe, por tasas o uso público, 675.078, lo que da un déficit de 1.116.079 euros al año.

Roel recuerda que en licencias pasaron de recaudar 1,3 millones anuales a 157.000 en la actualidad, que tras restar los gastos de personal se quedan en solo 583 euros. En cuanto a la Ora, cuesta 18.176 euros pero los beneficios son de 24.614, por lo que da un saldo positivo de 6.438 euros.

El mantenimiento de las instalaciones deportivas cuesta 184.938 euros y solo se recaudan 1.197. El déficit del cementerio es de 24.285 euros y el de la plaza de abastos, de 9.423; el teatro da unas pérdidas de 82.465 al ingresarse solo 6.450 euros de la taquilla y el servicio de grúa tiene un déficit de 4.204 euros. La piscina da 775 euros de pérdidas, pero «cuando se gestionaba de forma privada el déficit era de 9.000 euros», dice Roel.

El servicio que más pérdidas da es el conservatorio, con 621.929 euros. Lo sigue la ayuda en el hogar, con 186.271, sobre la que Roel dice que adaptarán «a la realidad» las tasas del servicio, «que está a 7 euros la hora cuando el convenio plantea 11 euros de retribución», al tiempo que recordó que cuando entró en el Concello se destinaban a esta prestación 70.000 euros y ahora supera los 400.000, de los que 220.000 los pone la Xunta.

Con estos datos Roel argumenta que buena parte de la deuda que generó el Concello durante sus mandatos tiene raíz en los servicios que presta, y avanza que demandarán al Ejecutivo autonómico que asuma el coste de servicios que sufraga el ente local pese a no ser de su competencia, como el conservatorio o el mantenimiento de los colegios.

Por otro lado el alcalde dijo que el interventor todavía no le entregó los datos de la liquidación de las cuentas del 2011 y que intentarán conseguirlos de la base de datos de los servicios económicos, por lo que la reunión prevista para ayer con los portavoces municipales se traslada al lunes.

Ese mismo día también se reunirá con el comité de empresa municipal para explicar los recortes que prevé realizar en el plan de ajuste, entre los que de momento se conoce la supresión de puestos de trabajo vacantes pero «en ningún caso se tocará el empleo», asegura Roel, pues argumenta que «sería imposible dar los servicios sociales que estamos dando sin esos trabajadores». Así las cosas, avanza que intentarán organizar el trabajo optimizando los recursos existentes y pide la colaboración de los empleados «para evitar tener que concurrir a contrataciones externas».

El cuanto al expediente disciplinario abierto al interventor, Roel dice que consultará hoy en la Diputación su suspensión de empleo y sueldo.

La Ora y las licencias son los únicos servicios con superávit
Comentarios