martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

La oposición xermadesa pide anular el acuerdo del sueldo del alcalde

El BNG ve "ilegal" la paga del regidor al no poder cobrar las extras por una incompatabilidad

El salario del alcalde de Xermade, el socialista Roberto García, y su incompatibilidad con su puesto de trabajo como funcionario de la Xunta de Galicia centraron la mayor parte del debate en el pleno ordinario celebrado este jueves. El orden del día incluía un punto en el que se proponía la modificación del acuerdo plenario del 9 de julio de 2015 –se fijó la retribución del regidor, de 22.600 euros anuales por una dedicación parcial, con los votos favorables del PSOE, la abstención del PP y la negativa del BNG– para eliminar las dos pagas extras que figuraban, pero derivó en una enmienda presentada por el BNG y en unas votaciones cuya validez quedó en entredicho al finalizar la sesión. 

Ésta transcurría tranquila hasta que se llegó a este punto, que había quedado sobre la mesa en el pleno anterior a la espera de unos informes que detallaran si había o no incompatibilidad en los sueldos de García. La documentación solicitada a la asesoría jurídica de la Diputación y a la Xunta indicaba que percibir 14 pagas como alcalde es incompatible, porque ya percibía dos extras en su puesto de trabajo, por lo que renunció "a esas dúas pagas por se eran extras e había unha pequena fracción cobrada en decembro que xa se devolveu ás arcas municipais", indicó el alcalde xermadés.

La secretaria municipal tuvo que aclarar que no es posible anular "un acordo polo órgano que o aprobou, e menos retroactivamente"

La edil del BNG María do Mar Hermida apuntó entonces que su partido presentaba una enmienda de urgencia a esta propuesta, en la que se pedía la anulación del acuerdo plenario del 9 de julio de 2015 y que Roberto García procediera "inmediatamente" a la devolución de todo lo cobrado por tratarse de un acuerdo "irregular e non axustado á lei". 

Los nacionalistas basaron su petición, entre otras cosas, en que se aprobó una compatibilidad con la alcaldía con la única información facilitada por García, unos cuadrantes de turnos "sen asinar nin cruñar" y calificados de "falsos" por Hermida, ya que no coincidían con los aportados por la Consellería de Medio Ambiente. 

El PP apoyó la propuesta del BNG, con el objetivo de que este tema se pudiera volver a abordar más adelante una vez que todos los grupos pudieran estudiar los informes que existen al respecto. 

Así, los dos partidos de la oposición procedieron a votar en contra de la modificación del acuerdo plenario y a favor de la enmienda, imponiéndose con sus seis votos a los cinco del equipo de gobierno. 

Sin embargo, la secretaria advirtió, durante la votación primero y al finalizar la sesión después, que votar en contra del cambio del acuerdo plenario sobre el sueldo de García era estar a favor de devolverle las dos pagas extras, algo que no podía ser porque era ilegal. Con respecto a la enmienda, apuntó que su aprobación podría ser nula de pleno derecho porque la urgencia de la misma no había sido fundamentada, aparte de que "non se pode anular un acordo polo órgano que o aprobou, e menos retroactivamente". 

La secretaria explicó también que el salario del regidor "está dentro do límite legal" una vez que se subsanó "o erro" por el que se le atribuyeron las extras.

La oposición xermadesa pide anular el acuerdo del sueldo del alcalde
Comentarios