martes. 20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo

La muralla tembló por Samaín

La comitiva sube a la muralla (Foto: Sebas Senande)
La comitiva sube a la muralla (Foto: Sebas Senande)

Desde el pasado sábado, el ambiente festivo y tétrico del Samaín inunda los diferentes barrios de la ciudad, donde se llevaron a cabo multitud de talleres para decorar calabazas, elaborar recortables de papel o pintar las caras de los más atrevidos. Pero sin lugar a dudas, el acto más llamativo del Halloween lucense fue la procesión de ánimas por el adarve de la muralla, engalanada para la ocasión con grandes cabezas de color naranja y ojos en llamas. Tras el vistoso evento —que comenzó a las ocho de la tarde y contó con la participación de niños y mayores— se celebró un ritual de vivos y muertos, que congregó a multitud de público. Además, como no podía ser de otra manera en Galicia, sobre las diez y media de la noche se leyó el conjuro de la queimada, que también aportó su toque de intriga a la jornada. Los actos del Samaín 2011 finalizaron con un concierto de música celta a cargo del grupo Milesios.

La procesión en la muralla se salvó de las inclemencias meteorológicas, para alegría de los participantes en los actos organizados ayer, varios de los cuales tuvieron que ser reubicados por las intensas lluvias de la tarde.

Así, desde la Praza da Soidade hasta la carpa situada en los jardines de la Diputación se llevaron actos como la narración de cuentos de vivos y muertos de Cándido Pazó, el ritual de vivos y muertos previsto, la queimada con conjuro y el concierto de Milesios.

La jornada fue de lo más participativa y hubo cientos de chavales, acompañados en general por su familias, que acudieron durante la tarde a los talleres organizados por el Concello para aprender a recortar y decorar calabazas y hacer maquillajes acordes con la jornada.

Con todos esos actos se trataba de recuperar una fiesta de tradición ancestral, que había ido quedando relativamente olvidada con el paso del tiempo y que se ha empezado a recuperar a la vez que se iba imponiendo la celebración de Halloween.

La muralla tembló por Samaín
Comentarios