viernes. 03.04.2020 |
El tiempo
viernes. 03.04.2020
El tiempo

La juerga está servida

Son como esas grandes estrellas que salen al escenario en contadas ocasiones y preparan un espectáculo único e irrepetible. La única diferencia es que lo suyo es show puro a pequeña escala porque cuentan con menos infraestructura y menos medios pero le ponen más ganas, más fuerza y más cariño que nadie.

El grupo Makine nació hace una década con el objetivo de que volviese al escenario el mítico Enrique Montes, vecino de Escairón, y desde entonces la banda vive por y para amenizar una única cita: el baile de fin de año del Círculo Recreativo Saviñao. Además, la actuación es una muestra de la pasión que mueve a todos los integrantes de Makine: tocar. Cumbia, pasodoble o rock, da lo mismo, lo importante es tocar y que la gente disfrute.

La formación toma su nombre de las iniciales de sus primeros componentes: Miguel, Andrés, Kastor, Ignacio, Nuncy y Enrique, que se unieron en el año 2000 para que Enrique Montes, uno de los integrantes de la mítica banda Los Brujos, se subiese de nuevo al escenario. Prepararon un debut en el Círculo Saviñao y crearon un repertorio bailable, que encajase con el público y con los rigores que exige la última noche del año. La fórmula funcionó y desde entonces Makine es una banda creada ‘ad hoc’ para el baile del Círculo, cuyos componentes comienzan la temporada de ensayos en el mes de octubre para darlo todo el 31.

Con los años Makine cambió un poco su composición pero el espíritu sigue siendo el mismo. Enrique Montes conserva su papel de santo y seña de la formación y realmente es el protagonista del segundo pase que hace el grupo esa noche. Tiene libertad para elegir repertorio y aprovecha el puente de la Constitución y los primeros días de las vacaciones navideñas para ensayar con el resto del grupo. Para este año eligió temas de los años sesenta, setenta y ochenta que hicieron vibrar a jóvenes y no tan jóvenes.El resto de Makine lo componen ahora Andrés Montes, sobrino de Enrique e integrante de otras formaciones como Alcalá Acustic Band; Toni Fernández, hasta hace poco batería de Miguel Costas; Javier Castro, también de Alcalá Acustic Band; Tono y Ángel Amaro.

La calidad de todos ellos encima de una escenario está más que demostrada pero este año también dieron cuenta de poseer dotes excepcionales para el espectáculo.

En el primer pase se dedicaron a ese amplio género musical denominado popularmente como ‘pachanga’, después vino Enrique Montes y en el tercer pase los temas más poperos y rockeros se mezclaron con los disfraces al estilo ‘Fiebre del sábado noche’ en una especie de homenaje a Boney M. El resultado: juerga, mucha juerga.

La formación recupera de manera excepcional a míticos músicos como Enrique Montes, que integró la banda Los Brujos

La juerga está servida
Comentarios