miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

La intensidad fue de los visitantes

0

lugo

 

4

orillamar

 

Lugo: Josua, David, Andrés, Adrián, Brian, José Luis, Javi, David López, Pedrosa, Fran y Dani. También jugaron Toñín, Pablo, Gallego, Álvaro y Willi.

Orillamar: Roi, Luis, Steven, Hugo, Pablo, Ricardo, Andrés, Mateo, Cristian, Diego y Aitor. También jugaron Guillermo, Pastor, Javi y Iglesias.

Goles: Cristian (2) y Diego (2) marcaron por el Orillamar.

Árbitro: Javier Bilbao.

Incidencias: Partido disputado en Las Gándaras.

La falta de intensidad y la mayor ambición de un rival que se jugaba la vida acabó con el Lugo. El equipo rojiblanco jugó relajado al haber cumplido con una temporada donde consiguieron el objetivo de la permanencia.

El Orillamar de A Coruña tenía que ganar obligatoriamente para tener opciones de mantener su lugar entre los dieciocho de la División de Honor cadete. Esa urgencia se notó desde el principio. Los herculinos comparecieron en el encuentro con fuerza. Su centro del campo presionó fuerte, robaba, entraba al choque sin miedo y profundizaba en cuanto tenía opción. Además de tener la intención de ganar también contó con el acierto suficiente para hacerlo. Lo tuvo desde el comienzo, ya que en el minuto 5 Cristian marcó el primero al enganchar un buen disparo tras un centro atrás de uno de sus compañeros.

El 0-1 hizo reaccionar tímidamente al Lugo. No tanto en el juego, que siguió siendo patrimonio de los visitantes, sino en cuestión de ocasiones. Pudo empatar José Luis si su trallazo hubiese cogido puerta y no se estrellase contra el palo de Roi.

El Orillamar seguía imponiendo su fútbol a los puntos. Antes del descanso acabó con el partido. De nuevo Cristian aprovechó un balón dividido en tres cuartos para avanzar hasta la corona y lanzar un zambombazo que se coló para hacer el 0-2.

El gol afectó a los locales que no reaccionaron en la segunda mitad. Con el choque cuesta abajo, los pupilos de Corredoira no encontraron en la motivación el revulsivo para remontar.

La intensidad del Orillamar acabó en el 0-3. Fue una obra de arte de Diego, que colocó el balón desde fuera del área donde sólo residen las arañas. El propio Diego puso fin al partido con el 0-4 y aporta una bocanada de aire a los coruñeses, que dependen de otros equipos para poder resistir en División de Honor. Por el Lugo no destacó ningún jugador.

La intensidad fue de los visitantes
Comentarios