Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

La historia enterrada de Lugo

Integrantes de MariñaPatrimonio, junto a los restos de una capilla en San Cosme de Barreiros. Foto: CATIA BARBOSA
Integrantes de MariñaPatrimonio, junto a los restos de una capilla en San Cosme de Barreiros. Foto: CATIA BARBOSA

Tres excavaciones de gran importancia están desenterrando parte de la historia de Lugo durante este mes de agosto. Un fortín romano, una cueva del Paleolítico y un castro descubierto el año pasado representan el núcleo de los trabajos arqueológicos. Pero, paralelamente, varios grupos de expertos estudian en los laboratorios otros restos y también se están planteando nuevos proyectos a raíz de hallazgos recientes.

En este momento, la cantidad y variedad de yacimientos arqueológicos que están siendo excavados o investigados permitiría elaborar un mapa con el que recorrer la provincia, pasando por multitud de épocas y culturas.

Cuevas que arrojan luz
BECERREÁ. El resto humano más antiguo de Galicia, un diente de un niño que vivió hace 17.000 años, se encontró en Lugo

En Triacastela se esconde uno de los mejores yacimientos para reconstruir la fauna del Paleolítico. Desde principios del mes de agosto, Cova Eirós ha concentrado los esfuerzos de arqueólogos de la Universidad de Santiago y la Rovira i Virgili de Tarragona por séptima vez.

Arxeriz, nuevos muros de hace 25 siglos
XERMADE. La excavación de unas carboneras de principios del siglo XX sacó a la luz escorias de hierro de la época romana

Por toda la provincia de Lugo, se han encontrado una gran cantidad de yacimientos prerromanos, así como piezas de la cultura castrexa. Ya en los años setenta se comenzó a excavar en Viladonga, donde hoy se pueden visitar sus murallas, fosos y construcciones de todo tipo entre las que discurren dos calles principales.

Legionarios, ermitañas y normandos
O VICEDO. En Os Moutillós, varios expertos estudian lo que podría ser el primer yacimiento vikingo de España

Entre las estrategias de Roma para controlar recursos como las minas de oro, se encontraba la construcción de fortines en territorios elevados, de difícil acceso y con buena visibilidad. Parece que Os Ancares cumplía con todas estas características, ya que un equipo de arqueólogos del Instituto de Historia del CSIC encontró en Navia de Suarna lo que parece ser un fortín de alrededor de una hectárea.

Consiga AQUÍ la información completa

La historia enterrada de Lugo
Comentarios