lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

La historia de Burela a través de sus rocas

Un momento de la explicación en la ruta de A Marosa
Un momento de la explicación en la ruta de A Marosa
Los concellos apuestan por las rutas geológicas como alternativa turística ► En Burela las concejalías de Turismo y Medio Ambiente coordinan las rutas por la localidad, que van a las playas de A Marosa y O Perdouro

OFRECER ALTERNATIVAS turísticas a los visitantes para que se queden con un buen sabor de boca de su visita es el objetivo que tienen los ayuntamientos. En el caso de Burela este año ha organizado dos rutas turísticas que permiten conocer la goelogía de la costa. Una va desde el puerto de Burela hasta la playa de A Marosa, y la otra, sale también desde el puerto y finaliza en O Perdouro. Ambas rutas las dirige el geólogo Francisco Canosa. Las rutas se van a realizarse durante los meses estivales, en horario de mañana y tarde. 

La ruta que va desde el puerto hasta A Marosa atrae a público de diferentes edades. Por ejemplo, nos podemos encontrar con vecinos de la comarca, familias con niños, y algún vecino de Burela como es el caso de Francisco, que conoció la iniciativa a través de la prensa y decidió participar. Él señala que "aínda que coñezo a zona porque vou polo paseo da Marosa, interésame coñecer a evolución das rochas". 

Otros de los participantes en la ruta es el matrimonio formado por los madrileños Eugenio López y Pilar Gutiérrez. La pareja se encuentra veraneando en la zona por recomendación de unos amigos, y aprovechaban este tiempo de ocio para hacer la ruta, porque querían "conocer la zona y así vemos sitios que no se nos ocurrirían". 

Francisco Canosa señala que se trata de convertirse "en los CSI de las rocas"

Al inicio de la ruta, el geólogo que guiará al grupo, Francisco Canosa, explica que uno de los objetivos de la ruta es hacer entender "el lenguaje de las rocas, que tienen muchas cosas que contarnos". Se trata, como señala Canosa, de convertirse "en los CSI de las rocas". 

DATOS. Durante la visita se van aportando diversos datos geológicos. El primer dato que nos señalan es que la edad de la Tierra es de 4.600 millones de años, y que las rocas más antiguas que podemos encontrar ahora están en Canadá. 

Centrando los datos en Burela, Canosa explica que "la historia geológica de Burela empieza hace 500 millones de años. Y lo que hoy conocemos por Burela, en sus orígenes estaría en el Polo Sur". En la siguiente parte de la ruta, Canosa nos dice que "hace 350 millones de años en Burela podríamos encontrar montañas que tendrían la altura del Himalaya". Sin embargo, señala que "cuando se formaron los Alpes, la zona geológica en donde se encuentra Galicia, se habría rejuvenecido y se habría quedado con la altura que tiene hoy en día". 

ROCAS. Durante la ruta, también nos enseñan a distinguir los tipos de minerales que forman las rocas. Si por ejemplo, observamos un color rojizo , estaríamos viendo granito; si el color es más grisáceo, sería cuarzo; si vemos rocas son trazos blancos, apreciaríamos moscovitas, y si son negros, biotipas. En esta parte de la visita, también aprendemos que la costa de Burela presenta minerales de valor económico. Se trata de las pegmatitas. 

Estos minerales, que se pueden tener varios colores, se caracterizan por su gran tamaño y son muy valorados en el ámbito de la joyería. Hay otros minerales, conocidos como aplitas, que son muy numerosos en la costa, pero por su menor tamaño tienen menos valor económico. 

La última parte del recorrido, ya en A Marosa, nos permite conocer otro fenómeno geológico. Se trata de las fisuras producidas por el choque de fallas. En este caso, las fisuras que se aprecian en la zona, se rellenaron con cuarzo, un material más resistente a la erosión, y que permite observar sobre las rocas líneas de cuarzo. Esta zona de Burela, señala Francisco Canosa para asombro de muchos, "fue declarada en 1983 lugar de interés geológico". 

"La ruta ha estado muy bien. Yo ya hice la de O Perdouro y son muy interesantes. Yo las recomendaría", Humberto Palacios

Finalizada ya la ruta de A Marosa, el balance que se hace ella es muy positivo. Francisco Canosa, el guía de la ruta, valora la iniciativa señalando que: "é unha experiencia moi positiva. Hai moito interés por coñecer a xeoloxía da costa.E é unha actividade para todas as idades". Humberto Palacios, participante de la misma, señala que "la ruta ha estado muy bien. Yo ya hice la que va desde el puerto hasta O Perdouro y son muy interesantes. Yo las recomendaría". En su caso, la iniciativa le ha gustado tanto que ya planea realizar otra ruta geológica por lazona de Ortegal. En el caso de Ricardo Fragalas inicativas de este tipo también le parecen una buena iniciativa. En su caso, el y su familia habían venido a pasar un día a Burela y decidieron hacer la ruta: "no sabíamos lo que hacer y son unas horas en las que estás entretenido". En su caso también le parece una iniciativa positiva y original. Por lo demás en su caso le parece que los ayuntamientos deberían ofrecer este tipo de actividades más veces "no solo en verano. Aunque no sé si van a ampliarlo más". 

O PERDOURO. En el caso de esta ruta, que va de Burela hasta O Perdouro, la iniciativa congrega también a un público numeroso. En este caso, la ruta presenta una dificultad media ya que parte de la ruta se realiza sobre rocas, pero es muy amena y se pasa con rapidez. La ruta de O Perdouro, como en este caso, también empieza con una explicación geológica sobre la formación de las rocas, su edad, y curiosidades sobre la formación actual de Burela. 

En este caso, la ruta nos permite conocer tres tipos de rocas según su composición. Por un lado hablamos de rocas magmáticas, como el granito; rocas sedimentarias, producidas por la erosión de materiales y por último, rocas metamórficas, creadas por la fusión de diversos materiales. 

Al inicio de la ruta se nos da ya una información al menos sorprendente, porque según Francisco Canosa, "la pizarra y la cuarcita se originan por un proceso de metamorfosis. En sus orígenes la pizarra fueron fangos, y la cuarcita arenas de playa". Siguiendo el recorrido de la ruta, las siguientes paradas nos permiten conocer por el exterior de las rocas su resistencia, porque las rocas pueden ser dáctiles o frágiles, según si se rompen por el calor o por el tacto. 

En esta parte de la ruta, saliendo del puerto y aproximándonos a la playa, Francisco Canosa señala la importancia de cuidar el aspecto geológico del entorno, adecentándolo y protegiéndolo. 

Con una brújula podremos saber la desviación de la roca, y también es posible medir la inclinación de las mismas con un inclinómetro

Centrándose en los pliegues de las rocas, se enseñan nuevos conceptos de las rocas según la forma que presenten estas. Así, se ve que hay pliegues antiformes, que presentan la curvatura hacia arriba; pliegues sinformes si la curvatura está para abajo, y si se centran en saber el orden de los materiales que forman las rocas, para saber si son más antiguos o nuevos, veríamos rocas anticinales o sinclinales. 

En este punto de la ruta, conocemos además datos curiosos sobre geología mundial. Franciso Canosa nos explica que "la cumbre del Everest está llena de fósiles marinos porque el choque de las placas de China e India, formaron las cordilleras, que elevaron los fósiles del mar hasta la cima". Pero además aquí sabremos que posiblemente, en varios millones de años, la zona mediterránea contará con una cordillera similar a la del Everest, por el choque de las placas europeas y africanas. 

En la última parte de la ruta, pasando los arcos de O Perdouro, vemos uN nuevo proceso de relevo. En este caso es el depósito de material se ha producido por la erosión de los materiales de zonas próximas, como los del Monte Castelo. Estos depósitos, con una antigüedad de un millón de años, producen una estructura geológica distinta que favorece la presencia de arbustos. 

Con la ruta apunto de finalizar, aprendemos a medir las rocas. En este caso con una brújula podremos saber la desviación de la roca, y también es posible medir la inclinación de las mismas con un inclinómetro. 

AVENTURA. para aventureros, Canosa dice que "hay aplicaciones en el móvil para hacerlo". Señala la importancia de conocer la orientación y la inclinación de las rocas "en las obras del puerto, es importante saber para dónde están inclinadas y su orientación". 

REACCIONES. Finalizada la ruta, los testimonios de los participantes dejan claro que las rutas son un éxito. En el caso de Rafael Ponce y sus hijos, vecinos de Madrid, señalan que "yo he hecho las dos rutas, y me han parecido muy interesantes. Está bien conocer las formación geológica y son datos muy interesantes. Y es muy didáctica la explicación". 

Rafael Ponce: "Está bien conocer las formación geológica y son datos muy interesantes. Y es muy didáctica la explicación"

Por su parte, el matrimonio formado por Maribel y Santiago, llegados desde Hospitalet, señalaron también el carácter didáctico de las ruta. "La explicación está muy bien. Es muy interesante y muy didácticas". En su caso, su participación en esta ruta fue de casualidad, porque como señalaron; "estábamos en la oficina de turismo y vimos la ruta y decidimos participar". 

Para una familia de Madrid, en este caso la formada por Pilar y Jesús, señalaron que la iniciativa también les parecía bien, interesante. Y destacaban la cantidad de gente que se había reunido en la misma. 

En el caso de los interesados en realizar estas rutas,–que tienen límite de plazas– deben saber que se realizarán varias hasta septiembre. Pueden informarse en la oficina de turismo de la localidad, o en el teléfono 982.58.60.00. 

También pueden conocer más datos en la página web www.rutasxeolóxicasgalicia.blogspot.com.es, en donde hay información sobre las mismas y un calendario de las rutas programadas por la costa burelesa y de Ortegal, que se realizarán este verano.

La historia de Burela a través de sus rocas
Comentarios