Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

La herencia que no llega

La ourolesa Angelina García Rouco vive en un lugar muy escondido para el tribunal municipal de Meilen, en Suiza, que tuvo que recurrir a poner un anuncio en un diario de tirada nacional para intentar localizarla. Angelina trabajó en el país alpino la mitad de su vida y los doce últimos años lo hizo en casa de dos hermanas de la «familia máis rica de todo Zürich», que le dejaron una herencia de la que se acaba de enterar a través de El Progreso.

El anuncio en cuestión informa a la mariñana de que Gertrud Mathilde Syz, la última en fallecer, la nombró en su testamento, aunque advierte de que la herencia «fue derogada en un decreto reciente». Angelina García, que no se esperaba que le dejaran nada, teme que los familiares lejanos de las finadas no estuvieran de acuerdo con su voluntad e intentaran quedarse con todo el botín. Por eso inició gestiones para solicitar una copia del testamento y «reclamar o que haxa que reclamar», algo que hará en su nombre su hija, que sigue viviendo en Suiza.

Consiga AQUÍ la información completa

La herencia que no llega
Comentarios