Domingo. 17.12.2017 |
El tiempo
Domingo. 17.12.2017
El tiempo

EN OTROS PUNTOS DE LA PROVINCIA...

La Guardia Civil honra a los suyos por el Pilar

La Benemérita celebró a su patrona con un homenaje a los más veteranos, el recuerdo de los caídos y la entrega de condecoraciones

La Guardia Civil se puso este jueves de gala en el patio de la Comandancia de Lugo bajo el abrigo de las banderas de España y Galicia que colgaban de los balcones de las casas. El instituto armado celebró el día de su patrona en el que recordó a sus caídos, concedió medallas a agentes destacados de las fuerzas de seguridad y homenajeó a sus veteranos más ancianos, de 93 años.

La Benemérita aprovechó el día del Pilar para hacer recuento de sus servicios en el último año y rendir homenaje a quienes destacaron. La Guardia Civil se vio arropada por representantes de la Policía Nacional y el Ejército, además de los familiares y amigos.

La celebración fue el momento escogido para recordar un año más a los caídos y a los veteranos. Este año fue una ocasión especial, ya que por primera vez dos personas recibieron este reconocimiento a la vez. Se trata de Victoriano Varela y Jesús Álvarez, de 93 años y nacidos con solo tres días de diferencia. Álvarez se mostró contento con el reconocimiento. En su opinión, el cuerpo no ha cambiado casi nada desde que sirvió en él.

En una silla de ruedas y acompañado por su mujer y su hijo, Victoriano Varela reconoce muy contento que "nunca" se deja de ser un guardia civil y que lo más satisfactorio después de todos estos años es el "deber cumplido". Nació en Lugo, pero su trabajo a lo largo de casi cuarenta años de servicio lo llevó a distintos puntos de la península, como Zamora o Palencia. Terminó retirándose como brigada en 1980, en Lugo.

El acto contó con la presencia de autoridades, como la alcaldesa, Lara Méndez, el presidente de la Diputación, Darío Campos, el subdelegado del Gobierno, Ramón Carballo o el obispo, Alfonso Carrasco. Estos invitados de honor fueron los encargados de entregar las medallas a los nueve guardias civiles y dos policías nacionales condecorados. También se entregó el rango de guardia civil honorífico a José García Maside, vecino de O Corgo, admirador y amigo de la Benemérita, y se condecoró a José Vázquez Portomeñe, exsubdelegado del Gobierno.

El acto sirvió para recordar la trayectoria del cuerpo, con casi dos siglos de historia. Cataluña tuvo una mención especial, pero ante todo se habló de Lugo.

La Guardia Civil honra a los suyos por el Pilar
Comentarios