Domingo. 19.11.2017 |
El tiempo
Domingo. 19.11.2017
El tiempo

La Guarda Civil busca 18 meses después a un desaparecido en el Miño

Agentes de la Guardia Civil, este miércoles rastreando el río Miño
Agentes de la Guardia Civil, este miércoles rastreando el río Miño
Se trata de Ernesto Torre Rodríguez, de 77 años de edad

Un grupo de especialistas en buceo de la Guardia Civil acudió este miércoles a la zona de Portotide, en Chantada, para realizar una batida en el río Miño, donde se cree que desapareció en el mes de mayo del pasado año Ernesto Torre Rodríguez, de 77 años de edad. La búsqueda resultó infructuosa, pues no se hallaron restos de este hombre, que el 14 de mayo de 2016, tras una comida familiar en la villa del Asma, avisaba a su esposa de que tenía que volver a casa. Desde aquel momento, ni ella ni ninguno de sus dos hijos volvieron a verle.

Las labores de búsqueda se centraron en el entono de Portotide porque le gustaba frecuentar la zona. Además, bajo un cerezo del lugar de Os Queixeiros se encontró un jersey y un paraguas que la familia identificó como suyos. Asimismo, dos vecinos dijeron que lo habían visto durante la tarde en este lugar, próximo al río Miño.

La inspección llevada a cabo este miércoles en lanchas y con buzos de la Guardia Civil se llevó a cabo al estar el embalse de Os Peares en esta época del año con un caudal muy bajo debido a la sequía. Se consideró que esta circunstancia podía ayudar ahora a encontrar los restos del desaparecido, pero no fue así. La familia del desaparecido agradeció este nuevo intento de la Guardia Civil para dar con Ernesto Torre, como todo lo hecho con anterioridad, durante varios meses desde que se denunció su falta.

Y es que el instituto armado desplegó un amplio dispositivo, con helicópteros y drones para rastrear la zona, buzos sumergiéndose en diferentes puntos del río Miño e incluso con la presencia de perros especialistas en la localización acuática, capaces de, a bordo de una pequeña embarcación, localizar cuerpos sumergidos.

Asimismo, fueron numerosos los vecinos del municipio chantadés y miembros de Protección Civil que registraron los montes de la zona, sin que ninguna de las búsquedas efectuadas, como la que tuvo lugar en la jornada de ayer, diese un resultado positivo.

Esta es una de las desapariciones más enigmáticas sucedidas en la Ribeira Sacra desde hace años. Al hecho de no haberse encontrado el cuerpo del desaparecido, se suman opiniones de algunos familiares que llegaron a apuntar que Ernesto Torre había emprendido una nueva vida en Venezuela, donde había estado emigrado.

La Guarda Civil busca 18 meses después a un desaparecido en el Miño