viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

La frutera de la plaza de Sarria denuncia que el Concello la obliga a abandonar el puesto

Puesto de fruta en la plaza
Puesto de fruta en la plaza
El gobierno dice que hubo requerimientos previos por falta de actividad y el PP anuncia que llevará a pleno un "desahucio indignante"

La frutera de la plaza de abastos de Sarria denunció que el Concello la obliga a dejar el puesto que ocupó durante los tres últimos años y le impide entrar en el local, en el que hizo una inversión de unos 6.000 euros, asegura.

Según el gobierno, la orden de desalojo del puesto se produce tras varios requerimientos por falta de actividad, hecho que la mujer niega y que atribuye a un cierre temporal por enfermedad. El polémico asunto llegará al pleno al anunciar ya el PP la presentación de una moción por lo que considera un "desahucio indignante".

La frutería abrió en el año 2013, siendo el primer puesto de nueva creación dentro del proyecto de reactivación de la plaza de abastos. Según afirma la mujer, el pasado año tuvo que someterse a una operación, motivo por el cual se vio obligada a cesar en la actividad durante un tiempo. Debido a su situación de baja laboral, fue su hijo quien se ocupó de atender el negocio hasta el pasado día 1 de agosto, fecha en la que cerró de forma "temporal" a la espera de contratar a otra persona.

Su sorpresa, añade, fue cuando el 28 de septiembre recibió un primer requerimiento del Concello dándole un plazo de diez días para entregar la llave alegando que había abandonado el puesto.

La mujer fue entonces a hablar con la alcaldesa y, según dice, inició el proceso de reapertura, para lo cual encargó material y contrató a una persona dado que ella tiene una discapacidad por la enfermedad sufrida. El pasado día 4 estaban colocando fruta para abrir a la jornada siguiente cuando, afirma, enviaron a la Policía para comunicarle que no podía hacerlo.

Por su parte, la alcaldesa, Pilar López, sostuvo que el puesto ya estaba cerrado en abril y que hubo varios requerimientos previos para que abandonase o retomase la actividad. Según su versión, el intento de reapertura se produjo cuando ya había recibido la orden definitiva de cierre. Dijo también que el Concello sacará a subasta los puestos de la plaza de abastos para regulizar la situación, dado que ahora no pagan nada ni se otorgan por licitación pública.

El PP afirmó que la trabajadora está siendo sometida a un "acoso e discriminación" con respecto a otros puestos del mercado. "A esta muller o Concello non lle deixa nin levantar a valla da súa froitaría. Estanse pisoteando os dereitos dunha familia coñecida e querida na praza cun abuso de poder por parte da alcaldesa e un intento de desahucio aproveitándose dunha enfermidade", criticó.

La frutera de la plaza de Sarria denuncia que el Concello la obliga...
Comentarios